Image default
Portada » ¿A poco no…? La nueva batalla por México
Columnas Destacadas Opiniones

¿A poco no…? La nueva batalla por México

¿A poco no…?  | Juan Ceballos Azpe | @licjuanceballos

¿A poco no México es, tal vez, el único país del mundo que celebra el haber ganado una batalla? Sí, la del 5 de mayo de 1862, contra los franceses, aunque sea la única que se ganó de todas las que se libraron en aquella intervención y que, luego de un cúmulo de derrotas, se perdió la guerra. Se cumplen 159 años de aquel histórico capítulo en Puebla, cuando Ignacio Zaragoza escribió al Presidente Juárez: “Las Armas de México se vistieron de gloria”.

La historia oficial se ha encargado de mitificar y magnificar aquella victoria pírrica en la que un puñado de valientes logró derrotar al disciplinado y bien pertrechado ejército del general Lorencez. Y aun cuando se perdió la guerra y se impuso al emperador Maximiliano de Habsburgo, conviene recordar a aquellos heroicos mexicanos para retomar su ejemplo de voluntad, coraje, decisión y amor patrio, con el fin de hacerlo nuestro.

Porque ellos sabían que su única ventaja era numérica, pero que el enemigo tenía mejores armas, sabía de modernas tácticas y estrategias de guerra y su superioridad ya se había demostrado en las batallas que se habían librado con anterioridad desde su ingreso a tierras mexicanas por el puerto de Veracruz.

También sabían que lo más seguro era que dejaran la vida en el campo de batalla, pues las huestes nacionales estaban conformadas por un ejército sin disciplina militar, con más voluntarios que soldados preparados, sin moderno armamento ni estrategas de la talla del enemigo, que era ni más ni menos el país más poderoso del mundo en esa época: el del segundo imperio francés y del emperador Napoleón Tercero.

Esta fecha es propicia para reflexionar en el hecho de que nuestro país ha enfrentado un ancestral intervencionismo que nos ha llevado de una dominación a otra: desde la de los españoles hasta la de los norteamericanos, pasando por los franceses. Hablamos de cinco siglos, desde la Conquista hasta nuestros días cuando estamos atados al lastre de una deuda externa que se ha hecho eterna, a fuerza de crecer sexenio tras sexenio.

Te puede interesar: ¿A poco no…? Niños sin infancia

Se va a requerir de generaciones de mexicanos con una nueva mentalidad y actitud, con decisión para luchar contra los vicios y debilidades que nos impiden avanzar como personas, pero también como sociedad; con la capacidad, el valor, la voluntad y el coraje suficientes para echar abajo las barreras de ignorancia que encierran nuestras posibilidades casi ilimitadas de realización.

El aniversario de la Batalla de Puebla debe servir de reflexión para que, sin demagogia ni falso patrioterismo, los mexicanos tomemos conciencia de la importancia de la unidad, la dignidad y la soberanía como nación. No olvidemos que, en la nueva batalla por México, la derrota será la muerte de la esperanza, y el triunfo: la promesa hecha realidad del nuevo país que todos los mexicanos estamos deseando. Difícil, pero no imposible.

¿A poco no…? ¡Ánimo!

Artículos Relacionados

Suicidio infantil en México: un problema del que no se habla lo suficiente

Editorial

Habilitan registro de vacunación para personas de 30 a 39 años

Editorial

¿A poco no…? De habitantes… a ciudadanos

Juan Ceballos
Cargando....