investigación deuda, influencias y gastos sobre secretaría de inversión público productiva de Miguel RiquelmePortada Reportaje
Image default

Esta editorial va dedicada a todos aquellos personajes que, sin importar las críticas, derrumbarán sus ideales con tal de conseguir una oportunidad en la política coahuilense.

Coahuila se está convirtiendo en el bastión de los arrepentidos. Como nunca, referentes de los partidos antagónicos se unirán en el mismo proyecto para buscar la alternancia.

En Coahuila son más de años de gobierno del PRI. En caso de ganar las siguientes elecciones, el partido tricolor cumpliría un centenario al frente del estado. Políticos opositores como Armando Guadiana, Ricardo Mejía, Luis Fernando Salazar, entre otros, están invirtiendo dinero y trabajo en convencer a la militancia y a los poderosos para obtener la candidatura del partido. Todos quieren ser recordados como los «luchadores» que lograron derrumbar el imperio priista coahuilense.

Oportunidad derrumba ideales de Walss y Fernández

Recientemente, el diputado local independiente y otrora panista, Rodolfo Walss Aurioles, declinó a favor del proyecto de Ricardo Mejía Berdeja. Hace unos meses, Walss nos visitó en el podcast de Red es Poder y afirmó que no se iba a ir a ningún partido y que renunció al PAN por un sentido de congruencia, ya que se está consolidando la alianza con el PRI para las próximas elecciones. Hoy, Walss tendrá que hacer equipo con ex priistas poderosos como Shamir Fernández¡ y Jorge Luis Morán, quienes trabajaron por muchos años de la mano del actual gobernador, Miguel Riquelme.

Una vez más, la oportunidad política derrumba los ideales. En Coahuila la batalla es derrocar a quienes siempre han tenido el control, no cuidar la coherencia de los pensamientos con las acciones.

Asumir que Rodolfo Walss y Shamir Fernández formarán parte del equipo que está buscando la candidatura de Morena a la gubernatura de Coahuila, implica aceptar y dejar de criticar acciones como la de Manuel Bartlett cuando se unió al equipo de trabajo de Andrés Manuel López Obrador o la de Luis Fernando Salazar renunciando al PAN de la ultraderecha para adherirse a la izquierda moderada de Morena.

En Coahuila hoy brotarán los oportunistas. La memoria es corta, las críticas de antaño se desvanecen y hoy prevalecerán los mensajes de unidad entre un sector de la oposición.

Oportunidad en la política molesta a actuales autoridades

Para el gobernador Miguel Riquelme, no ha pasado desapercibida la desbandada de políticos que han decidido guiñar el ojo al proyecto de Ricardo Mejía Berdeja, quien es uno de los posibles candidatos a la gubernatura del estado por Morena.

No hay que olvidar que, pese a los malos antecedentes de Shamir Fernández, sobre todo al participar como alcahuete en la aprobación de la megadeuda, es uno de los personajes con más arrastre político y social en la Comarca Lagunera.

Te puede interesar | La iniciativa que aprobó Shamir Fernández sobre la deuda de Coahuila

Por otro lado, Rodolfo Walss es uno de los principales detractores de Miguel Riquelme dentro de la desnutrida oposición coahuilense.

Así, derrumbando cualquier tipo de ideología, más priistas continuarán abandonando el barco que se está hundiendo en todo el país. Hoy Coahuila es una muestra de la tendencia. La oportunidad en la política derrumba cualquier tipo de principio, por más sólido que éste sea.

Artículos Relacionados

Riquelme presume generación de trabajo, pero Coahuila es tercero en desempleo

Editorial

Elecciones en la 38 del SNTE

Gustavo García Torres

Posponen audiencia de sentencia de Javier Villarreal

Editorial
Cargando....