Portada Reportaje
Image default

La propagación del Covid-19 trae consigo el crecimiento de dos pandemias más: la desinformación y el oportunismo político.

La primera es fomentada por los propios gobiernos estatales y el federal al no coincidir en sus diagnósticos en torno al número de contagios por el virus que hasta la noche del domingo había infectado a 316 personas en este país y causado la muerte de dos mexicanos.

En el caso de Coahuila por día hay un escueto comunicado sobre el tema y Durango sigue una mecánica similar a la Secretaría de Salud nacional con ruedas de prensa.

La situación en la entidad gobernada por Miguel Riquelme Solís es que los boletines son poco claros y abren más dudas antes que generar certezas.

Al revisar el ejercicio que comenzaron a implementar la semana pasada encontramos que las cifras dadas a conocer por la federación y el gobierno del estado tienen inconsistencias, pues de repente hay más o menos casos sospechosos.

Te puede interesar: Acumula Torreón dos casos más de coronavirus.

Aunado a eso, entre los últimos reportes emitidos por Coahuila encontramos el caso de un hombre infectado que fue detectado en Monclova, pero originario de Piedras Negras.

Lo irregular era que, según un video emitido en sus redes sociales por Claudio Bres, presidente municipal del municipio norteño, la persona había acudido a un hospital de la localidad y no fue atendido, lo cual lo llevó a buscar asesoría de un familiar en la ciudad de la Región Centro.

Sobre el oportunismo político tenemos varios ejemplos. Distintos gobernadores han optado por verse más radicales en torno a las medidas de aislamiento social que hasta ahora ha determinado la federación.

Tampoco se han pasado de largo los “pronunciamientos” o “solicitudes” que diputados locales, federales o senadores han realizado en torno al tema del Covid-19. Saben bien que quedarse fuera de ese tren informativo les puede restar puntos, principalmente si en estados como Coahuila hay elecciones en unos meses.

Sin embargo, el coronavirus alarma porque exhibe la fragilidad de los sistemas de salud en el mundo y México no es la excepción.

El peligro resulta mayor por la radiografía que se tiene en el país sobre la alta incidencia de enfermedades crónico-degenerativas como diabetes e hipertensión que son un caldo de cultivo para la enfermedad. Según cifras de la última Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, en Coahuila el 12.3 por ciento de la población tiene diabetes y el 22 por ciento hipertensión.

Hay demasiadas críticas al gobierno actual por su «tibio» actuar ante cancelar actividades masivas y el cierre de negocios para disminuir la propagación del virus.

No es tal si nos ponemos a reflexionar los altos índices de informalidad en México y los niveles de pobreza que nos indican que una buena parte de la población no puede parar sus actividades porque no come si lo hace.

¿Qué hacer ante este panorama? La propagación del virus sin duda lleva a tomar medidas drásticas como las anteriores, pero también es necesario un cálculo maestro en que no existan muchas afectaciones en ambos sentidos.

El problema aquí radica en los mensajes que manda el presidente Andrés Manuel López Obrador y que contradice o minimiza lo externado por los funcionarios de la Secretaría de Salud.

Si bien tiene razón en cuanto a que no hay que entrar en pánico tampoco debe darle herramientas a sus opositores políticos y menos desinformar a la población sobre las medidas que debe tomar.

En medio del crecimiento de los casos de coronavirus, México enfrenta más de una pandemia y su contención dependerá del compromiso de la sociedad en cuanto a medidas sanitarias, pero también de un análisis profundo y crítica a su entorno.

A los medios nos toca otro papel importante que es anteponer el rigor y la verificación antes que la desinformación y el oportunismo de más de uno.

Artículos Relacionados

La pandemia: amenaza y oportunidad

Jaime Muñoz Vargas

Reportan brote de Covid-19 en el Congreso de Coahuila

Editorial

Suspenden a consultorio privado por aplicar vacuna anticovid

Editorial
Cargando....