Image default
Portada » La reedición de un problema estructural
Columnas Destacadas Opiniones

La reedición de un problema estructural

Epicentro | Luis Alberto López | @luisalbertolo

Los últimos videos que exhiben a agentes viales agrediendo a un ciudadano demuestran al menos un par de cosas: la falta de atención a una problemática estructural por parte de las autoridades locales y el aprovechamiento de los escándalos mediáticos que se reeditan en los procesos electorales.

En el primero de los casos tenemos que el Ayuntamiento tardó en pronunciarse al respecto y emitió un primer comunicado el viernes pasado que informó de la suspensión sin goce de sueldo de uno de los oficiales involucrados, pero un día después enmudeció cuando su director de Tránsito fue detenido por elementos de la Fiscalía de Coahuila presuntamente por no reportar a sus elementos ante la autoridad tras los hechos de agresión a los ciudadanos.

Sin duda el titular de la dependencia y los elementos señalados merecen una investigación y después una sanción, pero eso no va solucionar del todo la problemática porque no se atiende las causas de fondo y nada más se pretende apagar o avivar el fuego mediático desatado.

Me explico: el descrédito de las corporaciones de seguridad y en este caso de vialidad ha crecido de manera exponencial durante los últimos años y ahí están las encuestas de percepción de diferentes organismos.

Aunque para entender el caso de Torreón habría que analizar varias causas y sin duda un factor podría ser un jefe o director general omiso o bien que genera un ambiente de conflicto al interior.

También hay que considerar que son instituciones que por más que los años pasan no dejan de lado los escándalos y tenemos como prueba que desde hace varias administraciones ocurren abusos, corrupción mediante el famoso tequiliú o actos de anarquía al interior expuestos en los medios de comunicación.

No por nada ha sido una institución en la que el titular ha cambiado hasta tres veces en una gestión y tenemos como ejemplo la administración de Miguel Riquelme y Jorge Luis Morán (2014-2017).

Lo ocurrido con los tránsitos ya acaparó discursos de algunos candidatos a diputados locales, sin dejar de lado el cuestionamiento que hay sobre el proceder de la autoridad de procuración de justicia ahora, cuando la Comisión de Derechos Humanos Estatal ya había dado cuenta de casi dos decenas de altercados entre agentes viales y ciudadanos.

En ese sentido, el alcalde Jorge Zermeño Infante rehuyó a hacer cambios en la dependencia, pese a la exigencia de varios actores sociales.

Te puede interesar: Trasciende detención de director de Tránsito y Vialidad de Torreón

Sin embargo, el tema de los abusos de autoridad por parte de las corporaciones de seguridad no es nuevo y tampoco la atención que cobran durante los procesos electorales.

Hace tres años durante la campaña para la renovación de la gubernatura, el excandidato panista Guillermo Anaya Llamas prácticamente pasó toda su gira criticando y señalando acciones abusivas de la Fuerza Coahuila -hoy Policía Civil del Estado- e incluso fue acusada la intervención de sus elementos en la jornada electoral.

Al recordar esto cabría reflexionar sobre la importancia que a veces se le da a estos temas: en campaña y tiempos de promesas se habla de corregir el rumbo de este tipo de corporaciones y todo lo mal que hay en ellas, pero después se olvida atender una problemática estructural.

Como todos sabemos la alternancia no llegó a Coahuila, pero la inercia de ese proceso electoral llevó al panismo a conquistar más puestos en el Congreso Local donde incluso uno de sus legisladores preside la Comisión de Seguridad.

El papel de la oposición para seguir los señalamientos e incluso proponer cambios de fondo en las corporaciones de seguridad fue nulo.

Hoy la Policía Civil se mantiene a la cabeza de las quejas ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos y lo mismo ocurrió con la alternancia en el Ayuntamiento de Torreón donde el hoy alcalde Jorge Zermeño prometió cero mordidas en campaña y actos de corrupción.

Los altercados entre agentes viales y ciudadanos ya son el pan de cada día en esta ciudad, pero las autoridades no quieren darle una lectura más allá de sancionar a los eslabones más débiles. Lo que queda en estos tiempos es la verdadera organización y exigencia para que exista una atención real a las causas que trascienda los tiempos electorales.

Artículos Relacionados

De la jornada electoral

Leonardo Crespo

La doble resaca electoral

Luis Alberto López

Se encarece costo promedio por voto del PAN en Coahuila

Editorial
Cargando....