Image default
Portada » En esta navidad, queremos regalarte la verdad: Red es Poder
Columnas Destacadas Opiniones

En esta navidad, queremos regalarte la verdad: Red es Poder

Sabemos cómo suena el encabezado, “la verdad de qué”, ¿no? Habrá que escapar ahora la pretensión de aparentar saberlo todo.

Antes que amor, que dinero, que fama, dame verdad […]”, escribe Henry David Thoreau (1817), “[…] Me senté en una mesa donde había comida rica y vino en abundancia, además de atendencia servil, pero sinceridad y verdad no estaban; y me fui hambriento del inhóspito comedor” (Walden, 1854).

La verdad es un concepto similar a la velocidad en el sentido de que es relativa, depende de dos objetos, uno que observa y otro que toma acción. Al relatar la verdad sobre la acción, sólo quien observaba lo sucedido, o participaba, puede tener cercanía lo más posible a las eventualidades en cuestión; esa o esas personas casi siempre recordarán el relato en función a sus propias percepciones, siempre variables.

Como periodistas, la única promesa que podemos hacer es la de buscar la verdad: el concepto ideal, pues, el que necesita de variables científicas para alcanzar una hipótesis y difundir si fue comprobada o no; y, de no conseguirlas, únicamente atenernos a las opiniones de quienes observaron el hecho, agrupándolas todas para dar un color más nítido de la noticia.

En un mundo moderno donde las personas moldean la verdad que poseen, con el fin de explotarla y extraerle el mayor beneficio posible, ofrecer un sello de calidad cuyo eslogan es la relatoría sincera no sólo es una tarea trabajosa y enredada, sino peligrosa.

No somos ni seremos los únicos, en toda Latinoamérica la iniciativa de acercarse a la verdad está floreciendo.

El propósito es contar historias y dar, en palabras de Thoreau, una mesa hospitalaria, donde las comunidades puedan tener vida libremente, compartiendo conversaciones sinceras sobre el rumbo de las sociedades, con linternas preparadas para ver lo que sucede en sus alrededores y vigilar sus vidas; juntar una voz popular sin hilos en la espalda.

Así como todos ellos y ellas, periodistas independientes, nosotros buscamos aportar una luz en La Laguna; la noticia que intentamos construir no tiene propósitos comerciales, ni políticos, por eso es alternativa, el propósito es mejorar la forma en que vivimos: dar las herramientas para que las personas de la Comarca donde nacimos puedan reclamar sus derechos, cumplir obligaciones y conocer el contexto sincero de la ciudad donde se mueven, trabajan, comen, aman.

No será un regalo material, como dice uno de nosotros “es un bien informativo”, un derecho que todas las personas merecen por ser parte del ciclo comunitario de todos los días; y un derecho, además, consagrado por organizaciones internacionales y en la constitución mexicana.

Como medio de comunicación, seguimos el artículo 34 de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que especifica que los medios deben ser “verdaderos instrumentos de la libertad y no vehículos para restringirla”. Además, esa misma fuente cita:

Son los medios de comunicación los que sirven para materializar el ejercicio de la libertad de expresión, de tal modo que sus condiciones de funcionamiento deben adecuarse a los requerimientos de esa libertad. Para ello es indispensable, inter alia, la pluralidad de los medios, la prohibición de todo monopolio respecto a ellos, cualquiera que sea la forma que pretenda adoptar, y la garantía de protección a la libertad e independencia de los periodistas”.

Así pues, en Red es Poder, esta navidad y las demás que nos permitan, queremos regalarte la verdad; siendo este un concepto abstracto que, en nuestro vocabulario, es una vía para acercar a nuestra audiencia a la sinceridad de los hechos, a la libertad que esta encausa y a la obligación de cumplir con tus derechos de información.

 Fuentes: incluidas en el texto.

Artículos Relacionados

¿Quién tiene la razón en México? Una reflexión filosófica

Ari Lázaro Maya Dávila

La verdad, ¡cuánto daño se ha hecho en tu nombre!

Moisés Picazo
Cargando....