investigación deuda, influencias y gastos sobre secretaría de inversión público productiva de Miguel RiquelmePortada Reportaje
Image default

Por Gustavo García Torres

El pasado 9 de diciembre, por fin se llevó a cabo la elección de la Directiva de la Sección 38 del SNTE.

Perdió la Planilla encabezada por Sergio Ramírez. Perdió Carlos Moreira después de 15 años de ejercer un cacicazgo en la Sección, a donde llegó impuesto por Elba Esther Gordillo Morales, y en la que se mantuvo con el apoyo posterior de Juan Díaz de la Torre y de Alfonso Cepeda Salas.

Durante casi dos décadas de dominio en las secciones 5, 35 y 38, Carlos Moreira contó primero con la complacencia de Enrique Martínez, ex Gobernador de Coahuila (asumió la Secretaría General de la Sección 5 en 2004, cuando todavía EM era titular del Ejecutivo), recibió luego el apoyo de sus dos hermanos, Humberto y Rubén, cuando gobernaron el estado, y fue respaldado en todo por el actual gobernante, Miguel Riquelme.

Colaboradores de Carlos Moreira en distintos períodos, en los últimos años pasaron a formar bloques opositores, bien por diferencias de ell@s con el cacique o porque él mismo les segregó de su círculo cercano. Es el caso de integrantes de las dos planillas opositoras que contendieron en la pasada elección, vinculada una (“Ruta 11”) a Maestros por México y a Elba Esther Gordillo, aliada de los Moreira, y la otra, la planilla ganadora, “Aliados por el Rescate de la Sección 38” (que voces magisteriales relacionan con Alfonso Cepeda), encabezada por Isela Licerio Luévano y conformada por 3 expresiones (La Dama está lista, Auténticos 38 y Por uno de nosotros), integradas por miembros que en algún momento formaron parte, o tuvieron relación, vínculos de colaboración y cercanía en distintos grados con Carlos Moreira y el grupo político que desde 2005 detenta el poder en Coahuila, antecedente que suscita dudas sobre su desempeño futuro y que tendrán que desterrar mediante una gestión en favor de los agremiados, completamente opuesta a la de aquel y sus huestes, para demostrar que efectivamente implementarán acciones firmes para la defensa de derechos laborales y de seguridad social de sus representados.

No obstante que la construcción de un perfil de espíritu demócrata y transformador requiere de una sólida trayectoria que dé cuenta de la confiabilidad y consistencia de su proyecto, quienes integran ahora la Directiva Seccional, de un corto tiempo a la fecha enarbolaron banderas de cambio. Distanciados del grupo Moreira, han venido asegurando que tienen las características para ser los impulsores del cambio. Al menos su discurso y sus propuestas fueron en ese sentido. Para inspirar confianza, dieron un paso más, firmaron COMPROMISOS que la base magisterial espera que cumplan. Entre esos compromisos destaca el de “Ejercer con dignidad la representación sindical y salvaguardar la independencia y autonomía de la Sección 38, evitando toda subordinación al Gobierno o a partidos políticos como el PRI, el PAN, MORENA o cualquier otro, así como a ex dirigentes y facciones sindicales que pretendan seguir lucrando política y económicamente con el SNTE.

La expectativa por ver la anhelada transición animó a los sufragantes a creer que efectivamente el cambio será posible llevando al frente de la Sección a uno de los dos equipos que, al menos en el discurso, se declararon opositores al grupo oficialista.

Varios factores hicieron posible el resultado alcanzado.  Veamos los que, en mi opinión, serían los más relevantes.

  1. Destaco en primer lugar el que quizá fue el más determinante: la concientización de la necesidad del cambio, propiciada por el movimiento pro defensa de la seguridad social, sostenido por varias agrupaciones, principalmente la Coalición de Trabajadores de la Educación, que durante mucho tiempo ha persistido en su lucha y ha sido un catalizador de la inconformidad, el hartazgo y la indignación magisterial (https://www.columnasdemexico.com/la-lucha-por-la-seguridad-social-del-magisterio/).

No es exagerado decir que gran parte de los 9861 votos que obtuvo la oposición en esta contienda (7301 de la Planilla ganadora, más 2560 de la que quedó en tercer lugar) provienen del nutrido grupo de trabajadores activos y pensionados que participan o simpatizan con el movimiento magisterial que ha dado grandes batallas políticas, sociales, legislativas y jurídicas en defensa de su seguridad social.

  1. Aparejado con lo anterior, como acicate: el empeñoso afán de la dupla Moreira- Riquelme que hizo todo para perder, desde potenciar su acción depredadora del patrimonio de los maestros, hasta exacerbar su enconada represión y persecución judicial a los integrantes del movimiento magisterial en el que participan los grupos disidentes de la 38. Como colofón, el candidato de Moreira-Riquelme ofertaba en campaña que requeriría más aportaciones a los trabajadores para seguridad social e insistía en imponer COPAGOS para recibir atención médica, y otras barbaridades por el estilo.  Mayor cinismo y burla, imposible.
  2. La Alianza de tres expresiones opositoras, lo cual fue posible gracias al acuerdo de sus líderes y equipos asesores, que a última hora entendieron la necesidad de unir fuerzas, recursos y contingentes para poder ganar.  En efecto, si bien dos de las expresiones fueron renuentes a avenirse a un mecanismo democrático para definir quien encabezaría la Alianza, el pragmatismo final de los tres grupos hizo posible conformar la Planilla ALIADOS PARA EL RESCATE DE LA SECCIÓN 38, y no obstante que el resultado se hubiera visto consolidado y enriquecido con la participación democrática de la base magisterial en ese proceso constructivo, la nueva Directiva, encabezada por Isela Licerio Luévano, representa una posibilidad, una oportunidad para reencauzar el rumbo.  Hay en el nuevo Comité Ejecutivo Seccional voces propositivas y dispuestas al diálogo, que generan una expectativa positiva de que contribuirán a impulsar una gestión sindical orientada hacia la defensa de derechos laborales de los agremiados y la reconstrucción de las instituciones de seguridad social de los trabajadores de la educación.

Te puede interesar | Elecciones en la 38 del SNTE

En ese sentido, el papel de la nueva Dirigencia será importante, pero más lo será que se mantenga el ánimo reivindicador COLECTIVO, y dentro de este, la participación del grupo magisterial disidente de la 38, que junto a muchos universitarios ha sostenido la lucha por la seguridad social y seguirá atento, vigilante, crítico y exigente del cumplimiento de propuestas y compromisos adquiridos por los nuevos dirigentes.

Para salir del desastre ocasionado por el grupo que mantuvo secuestrada a la Sección 38 durante 15 años, era urgente elegir una dirigencia sindical que no solo se ofertara como diferente, sino que dejara constancia  escrita y pública de su determinación para llevar a cabo una óptima y eficaz gestión sindical en favor de todas y todos los integrantes de la organización sindical.  Por ello, un numeroso grupo de convocantes les requirió la firma de 10 COMPROMISOS PARA LA ATENCIÓN Y DEFENSA DE DERECHOS DE LOS AGREMIADOS A LA SECCIÓN 38 DEL SNTE.

A diferencia de la desdeñosa respuesta del candidato de Carlos Moreira (“No podemos firmar un documento que contradice nuestros principios“), Isela Licerio Luévano sí firmó los compromisos en nombre de ella y en representación del equipo que encabeza. Acciones, gestiones y decisiones esperadas están ahí plasmadas en términos concretos. Cumplir o no cumplir será responsabilidad política, ética y moral de la nueva Dirigencia.

La gran pregunta es si las agremiadas y agremiados se comprometerán con la responsabilidad de EXIGIR, DEMANDAR Y RECLAMAR a los dirigentes, para que asuman la representación sindical con dignidad, con honestidad y decencia, anteponiendo siempre el interés colectivo sobre ambiciones personales.

Con el voto mayoritario para quitarse el yugo opresor se dio un paso muy importante. Pero la democracia no termina ahí.  La democracia es una forma de ser y de vivir en libertad, día a día, con dignidad, con congruencia, luchando con vehemencia por nuestros derechos y por el bien común, un actuar cotidiano que responde siempre a una conciencia analítica, reflexiva, crítica y propositiva.

EPÍLOGO

  1. El primer paso para rescatar la Sección 38 era elegir una nueva dirigencia, que llega como un recién nacido, en el que esperaríamos no dominen los genes “paternales”, sino que sean los genes “maternales” de la democracia, su progenitora, los que imperen y hagan posible su desarrollo, su crecimiento y realización plena.
  2. Algunos periodistas de medios locales y voces magisteriales han sugerido que Isela Licerio sería el “plan B” de Carlos Moreira. Aluden a las evidencias de la cercanía que hasta hace unos pocos años había entre ellos, o refieren su posición al lado del grupo oficialista y del Gobierno cuando los grupos disidentes eran echados a golpes del Congreso y acusados de motín en el 2018, o su distanciamiento de la lucha librada por aquellos en los últimos 11 años.  Pero Isela ha venido declarando que su deslinde de los Moreira y de Riquelme es real y definitivo, y que su trabajo será en favor de los agremiados. Esperemos que así sea. El primer año de su gestión será significativo en ese sentido.
  3. No fueron pocas las voces magisteriales que consideraron también a Francisco Gaytán como el “plan C”, por su vínculo con Maestros por México y Elba Esther Gordillo, aliada de Carlos, y por su cercanía con el grupo Moreira desde los tiempos del “movimiento reivindicador”, cuando Carlos quiso por primera vez hacerse del control de la 38 y las instituciones de seguridad social, pero salió derrotado. Desde entonces Gaytán aportó mucho trabajo en favor de las campañas políticas del PRI y en particular de los Moreira, pero años después ha venido manifestando también su deslinde. Obtuvo apenas el 16% de los votos en esta ocasión. Hoy tiene la opción de gozar su jubilación o integrarse a la lucha por la reivindicación de los derechos laborales y de seguridad social del magisterio.
  4. El segundo compromiso, incluido en los 10 que firmó Isela Licerio, se refiere a “desarticular relaciones comerciales y el tráfico de influencias de funcionarios o dirigentes sindicales que privilegien intereses de corporaciones médicas particulares y otras empresas…“. Es de conocimiento público que beneficiarios de esas relaciones comerciales, por vía de contratos de subrogación de servicios médicos, son familiares del dirigente nacional del SNTE. No es probable que esos contratos estén fuera de la legalidad, desde luego. Lo cuestionable es el marco ético del asunto y su incidencia en la merma indirecta de la infraestructura y equipamiento de las clínicas magisteriales, cuyo mejoramiento tendría que pasar precisamente por reactivar el adecuado funcionamiento de sus instalaciones y equipos para brindar ahí la mayor parte de los servicios y no tener que erogar grandes cantidades por su subrogación. Veremos el alcance del cumplimiento de este compromiso.
  5. Por norma estatutaria, de acuerdo con el principio de representación proporcional, le corresponden a la planilla que obtuvo el segundo lugar 8 carteras en el Comité Ejecutivo Seccional. Serán para la planilla del grupo Moreira, que alcanzó el 38.38% en la contienda; un dato preocupante porque significa que 6142 miembros todavía quieren seguir bajo el yugo opresor. La pregunta del día es si los encargados de aquellas 8 carteras apoyarán el cumplimiento de los COMPROMISOS firmados por la Secretaria General, para beneficio de los trabajadores, ¿o se dedicarán a obstruirlos porque van “en contra de sus principios“?

Por su importancia, incluyo aquí la imagen que contiene los COMPROMISOS mencionados en esta columna.

Artículos Relacionados

Se abre la etapa de pruebas para determinar responsabilidades en Fiscalía de Sonora por desapariciones administrativas

Editorial

Coahuila, Torreón y Saltillo presentan controversia ante posibles recortes para publicidad

Editorial

Sembrar terror como bandera de campaña de Miguel Riquelme

Editorial
Cargando....