Image default
Portada » La ruta para identificar que Torreón está olvidado
Columnas Destacadas Opiniones

La ruta para identificar que Torreón está olvidado

Editorial | Red es Poder | @RedesPoder

Calles sucias, banquetas desnutridas, precarización salarial, rapiña. Torreón está olvidado y todavía no nos damos cuenta. La ciudad, en los últimos 20 años, sólo ha sido un botín político para quienes la han gobernado.

Será hasta el mes de junio cuando se realicen las elecciones que determinen al nuevo alcalde o alcaldesa de la ciudad de Torreón. La democracia y la participación ciudadana, en México, sólo se reduce en participar en las urnas y definir, de entre una lista previamente elegida por la cúpula del poder, a quien gobernará durante cierto periodo.

En ese sentido, las y los torreonenses deberíamos entender que, fuera del castigo que podemos aplicar en las urnas, existen otras vías y canales para ejercer nuestro descontento.

Torreón, precisamente, y haciendo alusión a su nombre, se erigió como una torre de babel. Fue y es una tierra que se pobló de migrantes europeos, asiáticos y árabes, principalmente. Todos, en su mayoría, dedicados al comercio. Todos, casi sin excepción, entendieron que era una tierra explotable, una tierra que, hoy en día, ya está seca.

La ciudad necesita un proyecto sustentable y sostenible. Irónicamente Torreón requiere pensarse y reconstruirse en el largo plazo, aunque existan temas que les urja una respuesta como el desabasto de agua potable.

Te puede interesar: Hay heridas que nunca van a sanar

En Torreón es difícil transportarse en caso de no tener vehículo, se tandea el agua porque la que está disponible ya no alcanza, los empresarios piensan que 8 mil pesos mensuales por un trabajo «profesional» es un sueldo más que digno. La precaria vida que llevan las y los laguneros y que incluso ha sido exhibida en estudios de importantes organizaciones como el IMCO o el propio INEGI es sólo el reflejo de que aquí está todo mal.

A las y los candidatos, así como a sus partidos y a periodistas y opinólogos que han sometido su pluma ante el mejor postor, piensen y diseñen una estrategia de campaña no para ganar una elección, sino para darle a Torreón y a su gente lo que verdaderamente necesita: dignidad, mejores opciones de desarrollo, seguridad, agua y, sobre todo, el respeto que, en las últimas décadas, nadie nos ha dado.

Artículos Relacionados

Presunto asaltante lleva 18 años como agente vial de Torreón: derechos en peligro

Editorial

Crece gasto en servicios personales en el ayuntamiento de Torreón

Editorial

«No habrá clases presenciales sin vacuna»: maestros de Coahuila

Editorial
Cargando....