Image default
Portada » Los tránsitos quieren tu aguinaldo
Columnas Destacadas Opiniones

Los tránsitos quieren tu aguinaldo

Ojo por diente | Fernando de la Vara | @delavara

Cuando era niño hubo una campaña enorme de concientización para ponerse el cinturón de seguridad. Había comerciales en la televisión, en el radio y algunos anuncios montados en espectaculares. Recuerdo mucho un comercial que pasaban en la tele: un funeral en donde una señora lloraba inconsolable, otra señora se acercaba a ella y la abrazaba, mientras decía, “Si tan sólo hubiera usado el cinturón…”, dando a entender que el muertito fue producto de un choque (supongan ustedes las circunstancias), por no utilizar el cinturón de seguridad. Todo el drama del mundo en un spot de 23 segundos.

La campaña fue eficaz. No estoy seguro si fue efectiva por la publicidad, por las terribles consecuencias de no usar el aditamento cuando ocurre un choque, o porque no usar el cinturón de seguridad se volvió una nueva multa. Una nueva oportunidad de extorsión, perdón, de recaudación para todos los municipios y, claro, de mantenernos a salvo de nosotros mismos (y de los demás). Tan es así que ahora, como acto de reflejo, estoy seguro de que todos nosotros, al subirnos a un coche, lo primero que hacemos es abrocharnos el cinturón.

Tengo un problema con los tránsitos. Siempre que veo una torreta me pongo nervioso, y creo que no es para menos, pues los tránsitos de La Laguna, en especial de Terror, Coahuila, han demostrado ser muy diestros para dar chingadazos, incluso para mutilar a los automovilistas que se cruzan en su camino (¿por su propia seguridad?).

Tengo la bonita costumbre de acudir a beber a las cantinas. La mayoría de las veces acompañado de mis compas. Cuando nos reunimos por las noches, invariablemente, en el primer y segundo cuadro de la ciudad, siempre notamos que las patrullas andan venadiando a los borrachitos. Rondan ciertos bares y cantinas con las torretas apagadas, acechando, con la esperanza de atraparte. Tengo la sensación de que ya tienen bien medido cuánto tiempo dura cada semáforo. Esto para esperar a que te subas a tu coche, te acomodes el cinturón, lo enciendas y comiences a avanzar, para después, con ese inconfundible y horrendo sonido de su sirena, marcarte un alto.

No se me malentienda, no estoy diciendo que manejar alcoholizado está bien. Mucho menos después de los terribles percances que han ocurrido en los últimos meses. Manejar intoxicado por cualquier sustancia es irresponsable y debe ser sancionado, porque no sólo pones en riesgo tu integridad, sino la de todos los demás. Manejen sobrios, no sean basuras.

Pero el punto es el siguiente: los tránsitos ya no tienen la consigna de sus superiores de recaudar, recaudar, recaudar. Ahora quieren tu aguinaldo.

Las multas, en estos últimos meses, han bajado bastante. El mes de marzo de este año reunieron la nada despreciable cantidad de 5.8 millones de pesos, es decir, poco menos de doscientos mil pesos diarios. En cambio, el mes de agosto de este año, tan sólo reunieron la cantidad de 2.1 millones de pesos.

Esta baja recaudación no se debe a que todo mundo, de repente, comenzó a manejar responsablemente y a prender sus direccionales. Tampoco se debe a que haya una huelga con los tránsitos y se reúsen a “cuidarte”. Mucho menos se trata de que hayan corrido a más de la mitad de los agentes viales.

Yo soy muy malpensado, por lo que la baja de las multas se lo atribuyo no sólo a que los tránsitos ya están cerrando el año (y quieren tu dinero), sino que, además, es año de Hidalgo. Las dentelladas son certeras.

La relación entre la baja recaudación por multas de tránsito y la cacería cada vez más furtiva de los uniformados, no son coincidencia. Al menos eso percibo. Ellos quieren tu aguinaldo. Por lo que les doy algunos consejos para que este fin de año puedan comprar regalos y cubrir sus necesidades básicas, si es que no quieren pasar un mal rato bajo el escrutinio de los agentes viales y contribuir a la baja recaudación:

1) Si tomas no manejes.

2) Si tu compa se intoxica no lo dejes manejar.

3) Si ya te detuvieron y no hay alcohol en tus venas (o cualquier otra sustancia), pero se te olvidó prender las luces o diste vuelta en un lugar no indicado, acepta tu multa, no les des tu varo.

4) La más importante. Aprende a manejar correctamente.

Artículos Relacionados

IMCO señala que la economía lagunera está deprimida

Editorial

La burocracia que deja sin agua a las y los laguneros

Editorial

En Torreón ocurren alrededor de 10 accidentes automovilísticos diarios

Editorial
Cargando....