Image default
Portada » Hospedaje alternativo
Entretenimiento

Hospedaje alternativo

Hoy en día el mundo de la hostelería nos acerca a hoteles de ensueño que ya con solo alojarnos ahí es una aventura.

Lo malo de estos hoteles es que todo tiene un costo y aquellos hermosos escenarios o gigantescas habitaciones hay que pagarlas. Por eso es que cuando queremos viajar es indispensable resolver la siguiente pregunta: ¿Quiero conocer el hotel o quiero conocer el destino?

En nuestros viajes el presupuesto siempre se dividirá en tres aspectos principales.

  1. Transporte.
  2. Alojamiento.
  3. Comida.

De este modo veamos el siguiente ejemplo:

Alguien que quiere visitar X lugar. Y quiere hospedarse en tal hotel, que tiene una hermosa vista, piscinas de ensueño, barra libre y buffet en los dos restaurantes que hay dentro del hotel. Habitaciones más grandes que casa de infonavit, cancha de tennis, sala de masaje y hasta gimnasio. Por lo mismo el costo en habitación, el dichoso hotel cuesta 3 pesos por noche. Nuestro viajero en cuestión tiene planeado hospedarse 3 días 2 noches. Por consiguiente va a gastar 6 pesos en total. Pero su presupuesto neto es de 10 pesos. Al cual ahora le restan 4 pesos… Es bueno que reservara en ese hotel, le incluye barra libre y comida ilimitada (en cierto horario). Así que por esos 6 pesos ya cubrió 2 de los 3 principales gastos de un viajero…

Si este viajero fuese solo a descansar y ser tratado como burgués llegó al lugar ideal, porque ahora le sobran 4 pesos para transporte (lo que invierte para llegar desde su hogar hasta el hotel, más movilidad en la ciudad visitada). Así que calculando de nuevo so. 6 pesos hospedaje y alimentos más 4 pesos de transportación. Llegando al límite de su presupuesto.

Hasta aquí todo bien. El problema inicia cuando al regresar se topa con la noticia de que fue a la ciudad que tanto esperaba pero en realidad no la conoció. Casi no salió del hotel.

Ahora, mismo panorama, un viajero quiere conocer x destino. Su presupuesto son 10 pesos. Este es un viajero inteligente, planea con tiempo su propio viaje, caza ofertas y se aloja en una de las alternativas que aquí les presento. El cual solo le cuesta un pequeño porcentaje por noche de lo que pagaría en un hotel 5 estrellas. Dejándole algo más de presupuesto para transportación y comida. Que bien empleados hasta le quedaría para actividades recreativas.

En esta ocasión hablaremos, como primer hospedaje alternativo, el uso de hostales.

Modalidad conocida pero llena de tabúes. Para aquellos que no saben que es un hostal les cuento rápido.

Un hostal es lo mismo que un hotel. Uno llega, hace check-in y le asignan una habitación, y en algunos casos un casillero; aquí ya empieza lo diferente. Se te otorga la llave de tu habitación, misma que es compartida con otros viajeros.

Por lo general un hostal se caracteriza por tener habitaciones compartidas donde duermen entre 6 a 12 personas en la misma recámara.  Pero cada quien en una cama individual. Y no piensen que en una habitación duermen hombres y mujeres por igual… Bueno sí, pero  para aquellos tímidos con el sexo opuesto tienen la opción de habitaciones solo para hombres o solo para mujeres.

Algunos hostales pueden ser pet-friendly por lo tanto no es raro que en la habitación no estes acompañado de algún inquilino de otra especie.

Pero descuida, no es tan malo como parece. Es una experiencia enriquecedora donde puedes compartir experiencias, tips, curiosidades o una cerveza con otros desconocidos que también fueron infectados por el virus del eterno viajero.

Los hostales pueden tener áreas comunes como salas de lectura, hamacas, piscina, bar y comedor. Incluso hay unos donde puedes hacer uso de la cocina para preparar tus alimentos, solo asegúrate de seguir el reglamento para no incomodar a los demás huéspedes.

En México el promedio de hospedaje en un hostal  ronda los $200, o 10 USD, y te incluyen desayuno, a veces muy sencillo pero siempre se agradece, así que de entrada ya estás ahorrando dinero y viviendo una aventura que pocos se atreven.

Ahora veamos pros y contras de escoger este tipo de hospedaje.

Pros:

  • Es más económico que un hotel.
  • Intercambio cultural con viajeros.
  • El ambiente es muy amigable y te llegas a sentir como en casa.
  • Es un gran aprendizaje.

Contras:

  • Las noches pueden ser algo ruidosas, así que si eres de sueño ligero ve preparado.
  • Por momentos llegas a temer por la seguridad de tus pertenencias. Relájate y mete tus cosas de valor al casillero. Esto te enseñara a viajar ligero.
  • Políticas. Algunas veces eres una persona alérgica a animales y resulta que el hostal acepta inquilinos peludos. O quieres cocinar un sabroso bistec y la cocina que se permite solo es vegetariana. Lee bien las reseñas y reglamentos antes de reservar.
  • La privacidad pasa a ser cosa del pasado.

Como ves si bien existen desventajas, pero nada que no se pueda solucionar.  Te garantizo que si logras vencer el temor y usas esta opción descubrirás una forma más divertida de conocer el mundo.

Anímate y vence los miedos. Que son los principales obstáculos que debemos superar si es que queremos viajar.

¿Y tú ya te has hospedado en un hostal? ¿Cómo te fue? Cuéntamelo en los comentarios.

PD. El vídeo mostrado pertenece a Daniel Tirado, viajero incansable que ha servido como motivador a un servidor. Si no lo conocen los invito a dar una vuelta por su canal de youtube.

Artículos Relacionados

El teatro en tiempos del COVID-19

Mace Medina

Cómo viajar gratis en tres pasos

Josué Cabañas

Suspenden viajes internacionales de diputados; la pasada legislatura gastó 30 millones de pesos

Editorial
Cargando....