Image default
Portada » Presunto asaltante lleva 18 años como agente vial de Torreón: derechos en peligro
Destacadas Lo cotidiano Noticias regionales

Presunto asaltante lleva 18 años como agente vial de Torreón: derechos en peligro

El agente vial, o «agente bravo» (como se muestra en la nómina del municipio), José Antonio Castañeda Vázquez, fue presuntamente responsable del delito de robo con violencia en modalidad especialmente agravante, siendo agente del ministerio público en 2002.

Al agente lo amonestaron recientemente siendo funcionario vial en la dirección de Tránsito y Vialidad de la ciudad de Torreón, según la información hallada en la página de transparencia del municipio.

En el «Listado de Servidores Públicos con sanciones» aparece en la celda número treinta del archivo Excel, junto a la agente Claudia Carolina Ruíz Castor y al agente Arnulfo Garza López, José Antonio Castañeda Vázquez.

AGENTE VIAL EN EXCEL

«Antonio Castañeda Vásquez y Claudia Carolina Ruiz Castor contravienen lo estipulado en el artículo 18 fracciones I, III, VI, XII, XVI y XXV y 23 párrafo segundo del Reglamento Interior de la Dirección de Tránsito y Vialidad Municipal de Torreón, Coahuila de Zaragoza«, se lee en el apartado Motivo de Sanción del documento.

Del Reglamento, estas personas habrían violado seis obligaciones: respetar de manera estricta el orden jurídico y los derechos humanos; cumplir sus funciones sin discriminar ni ser déspota o prepotente; ser honrado y disciplinado; levantar infracciones sin violencia verbal; e identificarse como oficiales con número de placa y nombre.

Sea cual fuere la situación por la que fueron sancionada y sancionados, parece que el asunto tuvo que ver con un maltrato de parte de quienes recibieron la sanción contra alguna persona en Torreón; finalmente, la consecuencia fue sólo una «Amonestación pública«.

Lo que sí es que en 2002, una persona del mismo nombre, José Antonio Castañeda Vázquez, recibió más que una amonestación, quien hoy presuntamente es agente vial fue acusado por «delito de robo con violencia en su modalidad especialmente agravante«, así lo publica el Siglo de Torreón.

En ese tiempo, Castañeda Vázquez, siendo agente de la dirección de Seguridad Pública municipal, fue puesto en custodia por golpear y despojar de 700 pesos a una persona junto a otro policía.

Ambos quedaron a disposición del Juzgado Cuarto de Primera Instancia del Ramo Penal.

Su víctima se llamaba Marcelo y recibió una fractura en el tabique nasal, quedó semi inconsciente, pero alcanzó a ver el número de la patrulla victimaria y así terminó dando con los responsables: José Antonio y su compañero Armando Arturo Ruiz Huerta.

Ese año los agentes de policía perdieron su trabajo, pero no pasó mucho tiempo, porque pareciera que el 9 de mayo del 2003 Castañeda volvió a la calle con uniforme de agente bravo en la dirección de Tránsito y Vialidad del municipio: su «fecha de alta» así lo prueba.

AGENTE VIAL FECHA

El agente del Ministerio Público que en su momento comprobó responsabilidad a Castañeda y Ruiz Huerta aseguró que lo hecho era sumamente grave, puesto que eran policías e hicieron uso de violencia física contra un civil.

Quizá más preocupante es que ahora uno de aquellos presuntos asaltantes pueda ser agente vial del municipio.

Finalmente, hay que señalar que, en previas convocatorias para contrataciones de personal de Tránsito, se especifica el requisito de «No haber sido condenado por la comisión de algún delito, ni estar sujeto a proceso penal y/o administrativo de responsabilidad» (fuente).

Más que sólo un agente, derechos humanos en peligro

Por supuesto, el tema sobrepasa al asunto de José Antonio. La Dirección de Tránsito y Vialidad del municipio está fuera de orden, a pesar de que el artículo 2 del Reglamento Interior de la Dirección de Tránsito y Vialidad del Municipio de Torreón asegura que los y las agentes de tránsito “se sujetarán siempre a los principios constitucionales de legalidad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos…”.

Tan sólo en octubre del año pasado, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Coahuila publicó un informe especial dirigido a Tránsito y Vialidad de Torreón.

La CDHEC retomó 10 casos entre 2019 y 2020 en que agentes viales protagonizaron escenas que atentan contra los derechos humanos de la ciudadanía torreonense.

Peleas afuera de una taquería donde lastiman severamente a civiles, agresiones contra ciudadanos, faltas al reglamento, abusos de autoridad, atropellamiento intencional, sometimientos contra personas (como si fueran miembros de Seguridad Pública), peleas entre policías federales y tránsitos de Torreón, entre otras.

Increíble es que poco después de la publicación del informe, una mujer fuera agredida por fuerzas de la policía municipal y tránsitos de Torreón; las agresiones fueron tan graves que la detenida terminó con el dedo meñique amputado.

Incluso en septiembre del año de la pandemia, Pedro Luis “N”, ex director de Tránsito y Vialidad de Torreón, fue detenido por la Fiscalía General del Estado de Coahuila por ser presuntamente responsable de abusos de autoridad y malas prácticas desde su dirección.

Un rastro de injusticias, violaciones y hasta sangre ha dejado el trabajo de la Dirección de Tránsito y Vialidad y sus gendarmes.

El mandato recaudatorio

En 2019, el escritor Carlos Velázquez publicaría en el medio digital La Razón un texto titulado “tránsito y extorsiones en Torreón”, acusando a las autoridades del municipio de tener un fin recaudatorio.

Velázquez hace una memoria de un altercado propio, con una agente vial que lo multó luego de que él se colocara en el área peatonal. La policía, quien ya de por sí multaba a otra persona, se acercó al escritor para retirarle la placa mientras él se veía paralizado por la luz roja del semáforo.

Recaudar o morir”, escribe Carlos Velázquez sobre la administración panista de Jorge Zermeño Infante que este año 2021 concluye.

Según los estados de cuenta del municipio de Torreón, en 2019 se recaudaron por concepto de “multas” 66 millones 77 mil 408.66 pesos, mientras que en 2020: 59 millones 577 mil 284 .33 pesos.

En noviembre pasado (2020) el director de la organización Observatorio de la Laguna, Marco Zamarripa, señaló la sobrepasada cantidad de recaudación por parte del municipio de Torreón, comparándola con la de Gómez Palacio, de “apenas 22 millones”, monto que no pudo consultar esta editorial en los datos abiertos que obligan a ese municipio, puesto que no hay ninguna información pública en su sitio web.

Cabe destacar que la información de los estados financieros tampoco se pudo encontrar en las plataformas de transparencia de los municipios de Durango ni Saltillo.

Sin embargo, para lograr la comparación, en el municipio de Chihuahua, Chihuahua, en el año 2020 se recaudaron en multas tan sólo 16 millones 160 mil 874 pesos; y eso que este municipio cuenta 868 mil habitantes, mientras que Torreón alberga 679 mil.

Así, un municipio con una población significativamente mayor a Torreón, recauda cuatro veces menos de ingresos en multas de tránsito.

Si Carlos tuviera razón (“recaudar o morir”), el municipio de Torreón tendría que dejar de priorizar la recolección de recurso y comenzar a buscar cumplir con su encomienda de respetar los derechos humanos y cuidar a la ciudadanía.

Por otro lado, si realmente esa fuera la encomienda de los y las agentes de tránsito en Torreón (debajo del agua) quienes conducen un vehículo en Torreón deben tener cuidado, puesto que allá afuera no andan trabajando personas que cuidan el tránsito, si no cobradores a sueldo del municipio.

Artículos Relacionados

Pedir el voto a cambio de nada; en Torreón todo seguirá igual

Editorial

Primera dosis para adultos mayores torreonenses terminaría en 10 días

Editorial

Litro de gasolina en Torreón sube cuatro pesos con respecto a 2020

Editorial
Cargando....