Portada Reportaje
Image default
Lo cotidiano

Análisis de Entrevista a Javier Guerrero (hecha el 24 de Febrero)

“Mi rompimiento con el PRI, mi renuncia al PRI, se debió fundamentalmente a esta distancia que ha tomado el PRI con sus principios, con su origen. Este divorcio con las necesidades de la sociedad, esta soberbia con la que se ha estado actuando…”

Javier Guerrero García, precandidato a la Gubernatura de Coahuila

Cuarenta años en el partido: Coordinador Regional de Promoción del Voto, Secretario de Organización y Operación del Movimiento Territorial, Consejero Político Nacional, Presidente Municipal de San Pedro, Diputado Federal, Secretario Técnico de Subsecretario en SRA, Jefe de Departamento en SEGOB, Director General de la Secretaria de Programación y Presupuesto, Director de Área en la Secretaría de Contraloría, Coordinador de Servicio Social de la SRA, Subdirector General de Operación en el DIF, Secretario de Finanzas del Gobierno del Estado, Presidente del INAP, Docente, Ponente y Escritor. Y cuarenta años, ¿ya dije cuarenta años?

Un montón de puestos, de responsabilidades, de cargos, de títulos, de sudor. Javier Guerrero García es un hombre ya carrera se construyó en la política, un hombre que seguro ya sabe qué tan fuerte dar el apretón de manos y a quién palmarle el hombro y a quién no, ya sabe quién hizo changuitos cuando dice que no se va a robar nada y quién cuando dijo que se va a dedicar a cambiar el país. Es tan experto Javier Guerrero, que bien podría decir que se va por la independencia pero todavía guardando todas sus camisas de su vieja empresa en el primer cajón del buró.

Se notó su experiencia en la dinámica de Red es Poder de las diez palabras (esa donde tienen que contestar lo primero que se les venga a la mente). Cuando se le dijo PRI, Riquelme y Osorio Chong, contestó con “partido político, candidato y secretario“, dejando de lado todo ataque político y evitándose, quizá, un problema futuro con el partido. Lo curioso es que sólo con la palabra “Moreira” se dejó caer diciendo “gobernante arbitrario y deshonesto”. Remarcando su rechazo hacia un el sistema priísta en el estado.

Dice Guerrero que su Partido ha sido “secuestrado”, que se ha convertido en una “maquina electoral” y que él renunció porque está en desacuerdo con la “práctica política del PRI en Coahuila”, que al mismo tiempo “refleja lo que ha venido pasando en el PRI Nacional”. Dice que se va de independiente porque él cree ser “algo diferente y algo nuevo”, algo que saldrá  “a partir de la voluntad de los ciudadanos y de un proceso que nos permita recuperar consciencia cívica”.

Javier es el precandidato con más colmillo de éste año, su participación es dudosa y su inclinación podría definir los resultados finales. ¿Qué pasará con él en los próximos meses? ¿Es su independencia otra movida de uno de los pedazos del Partido Revolucionario Institucional?

¿Quién es Javier Guerrero, un hombre comprometido tanto a su empresa que la marca se le ha adherido a la piel, o un sampetrino honesto e independiente, aguerrido, en busca de justicia y de igualdad, cuarenta años después de haber comenzado su carrera?

Artículos Relacionados

Juan Ceballos, querido amigo y maestro, te vamos a extrañar

Editorial

Nómina excesiva consume 90% de las finanzas de la UAdeC

Editorial

Magda Briones

Cargando....