Image default
Portada » Coahuila: del respeto a la hostilidad en contra de los migrantes
Lo cotidiano Noticias regionales

Coahuila: del respeto a la hostilidad en contra de los migrantes

El 18 de diciembre se conmemora el Día Internacional del Migrante. En la actualidad, la globalización y las condiciones adversas que se viven en muchos países de Latinoamérica y África, principalmente, han obligado a millones de personas a desplazarse para mejorar su calidad de vida.

Coahuila es el tercer estado más grande de país, sólo por detrás de Chihuahua y Sonora y colinda al norte con los Estados Unidos de América. Por su posición geográfica, se ha vuelto una parada necesaria para todos los viajeros que vienen desde Centroamérica para tratar de llegar a suelo norteamericano.

El estado gobernado por Miguel Ángel Riquelme Solís se distingue por tener una legislación incluyente y atenta hacia los migrantes, sin embargo, durante este 2019 las autoridades se volvieron más rígidas e intolerantes.

El domingo 21 de julio, Agentes de la Policía Federal trataron de irrumpir en las instalaciones de la Casa del Migrante de Saltillo para revisar la situación migratoria de los extranjeros, en su mayoría centroamericanos, que estaban hospedados.

La medida provocó un pronunciamiento del responsable de la Casa del Migrante, Alberto Xicoténcatl, así como de la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas en México. 

“Ante la información de un posible operativo de verificación migratoria en la Casa del Migrante de Saltillo, la ONU-DH llama a cumplir la Ley de Migración que en su artículo 76 establece que la autoridad competente no podrá realizar visitas de verificación migratoria en los lugares donde se encuentren migrantes albergados por organizaciones civiles o personas que realicen actos humanitarios, de asistencia o de protección a los migrantes., detalló el pronunciamiento.

La noche del miércoles 31 de julio un migrante hondureño identificado como Marco Tulio fue asesinado a manos de la policía estatal. La Casa del Migrante de Saltillo informó en un comunicado que los oficiales persiguieron y dispararon contra un grupo de migrantes, entre ellos familias con menores, que habían abandonado el albergue para continuar su camino hacia los Estados Unidos.

Lectura recomendada: Vinculan a proceso a policía que asesinó a migrante en Saltillo

“Un padre salvadoreño, del que por resguardo a sus datos personales omitimos su nombre corrió al lado de su pequeña hija de 8 años, quien presencio cómo cayó asesinado”, señala en su comunicado el albergue.

La Fiscalía General del Estado, cuyo titular es Gerardo Márquez Guevara, en conferencia de prensa aseguró que los policías respondieron a uno de los migrantes porque sacó un arma de fuego y les disparó, sin embargo horas después cambiaron su versión al asegurar que la víctima murió debido a un tiroteo generado por una persecución de narcomenudistas.

Esa misma versión en la que se aseguró que Marco Tulio fue ultimado en un fuego cruzado fue desmentida días después por el propio Fiscal, al admitir que el migrante no era ningún criminal, por lo que se vinculó a proceso al agente Juan Carlos «N», presunto responsable el homicidio.

“La investigación nos ha indicado la responsabilidad de uno de los seis elementos identificados como participantes de un operativo. Derivado de las investigaciones realizadas por la dirección de delitos de alto impacto, cometidos en agravio de migrantes, por haber encontrado datos suficientes para acreditar la probable participación de Juan Carlos “N”, policía de la Agencia de Investigación Criminal, se solicitó y cumplimentó una orden de aprehensión en su contra por el delito de homicidio doloso calificado con ventaja, en perjuicio de una persona de nacionalidad hondureña, el 31 de julio”, informó el funcionario.

Así, Coahuila pasó de ser una de las entidades más amables y acogedoras con los migrantes, a un territorio hostil e incómodo para quienes toman la entidad como ruta hacia los Estados Unidos.

Por otra parte, el clima se convulsionó luego de que el Gobierno Federal se comprometió a reforzar sus controles de seguridad para bajar el tráfico de migrantes hacia Estados Unidos. Esta decisión, puso más rigor en los operativos, por lo que complicó el camino de miles de personas provenientes, principalmente, de Centroamérica.

2019 fue un año especialmente complicado en cuestión de migración; las caravanas, la violencia y las confrontaciones políticas entre mandatarios generaron un clima aciago y hostil que, en Coahuila, desembocó en el asesinato de un migrante y en el acoso hacia el albergue más importante del estado ubicado en la ciudad de Saltillo.

Si el gobernador y las autoridades estatales quieren seguir pregonando que en Coahuila se respetan los derechos humanos, es momento de impedir que estos hechos vuelvan a suceder a través del fortalecimiento de la autonomía de la entidad. Ni los aranceles, ni los acuerdos bilaterales deben ser motivo suficiente para acosar y terminar con la vida de personas que únicamente buscan un mejor lugar para desarrollarse.

Esta editorial va dedicada a todas las personas que, por violencia y pobreza e inseguridad han tenido que recurrir al desplazamiento, abandonando sus hogares y sus lugares de origen para salvaguardar y preservar su existencia.

Artículos Relacionados

Hallan e identifican a sexto minero sin vida en Múzquiz, Coahuila

Editorial

Mineros encontrados en Múzquiz fallecieron por asfixia: Fiscal

Editorial

Coahuila se mantiene como bastión del PRI en México

Editorial
Cargando....