Portada Reportaje
Image default
Lo cotidiano

El avión presidencial y sus derroches groseros de dinero

Desde que estaba el señor Miguel de La Madrid en la silla de la presidencia de México, se adquirió un avión carísimo al que le pusieron Presidente Benito Juárez y que era modelo Boeing 757-200. Ya en aquel entonces la inversión de los impuestos se utilizaba para el lujo de los que se dicen líderes mexicanos. Ese costó 43 millones de dólares, 76 067 millones de pesos en ese año. En el 2012 a Felipe Calderón y su grupo de políticos se les ocurrió empezar el trámite de un nuevo avión presidencial más lujoso, un Boeing 787-8 Dreamliner que costó, según Hacienda, más de los ocho mil millones de pesos y que fue inaugurado con el nombre de José María Morelos y Pavón en Enero de éste año.

Para entonces, Peña Nieto aseguró con todos los dientes que el avión sería usado, de manera exclusiva, para su traslado y para el de los medios de comunicación pertinentes en sus giras super importantísimas para los acuerdos internacionales. No obstante, una de las investigaciones de Aristegui muestra que el presidente más odiado en la historia de México ha utilizado ambos el José María Morelos y Pavón y el Presidente Benito Juárez como un parque de diversiones exclusivo para sus conocidos, familiares y amigos.

Los precios elevadísimos de lo que costó la adquisición ya están a la cuenta del abuso del poder ejecutivo pero, ¿Cuánto nos cuesta darle sus paseítos a los burgueses abusivos?

De acuerdo con la página de la empresa Boeing, el modelo del Presidente Juárez, un Boeing 757 OpenSkies, tiene un alcance de unos 6857 kilómetros recorrido en un máximo de 11,489 galones de combustible. Todos esos galones cuestan algo así como  224 521 dólares. El reportaje de Aristegui muestra una lista de viajes realizados por Peña y su banda de Riveras, de Elizondos, de Cantús, de Peñas, de Castros y de más apellidos de esos importantes.

Aquí se muestran los cálculos aproximados del gasto de combustible de acuerdo al precio del dólar de cada entonces y de acuerdo al precio de combustible gastado por milla náutica por un Boeing 757:

Viaje a China y Japón (México-Hong Kong, luego Hong Kong- Hainan y a México) del 3 al 6 de abril 2013: 452, 064 dls (5,876,344 pesos) + 15,072 dls (195,936 pesos) + 467,040 dls (6,071,520 pesos) = 12,143,800 mdp

A Colombia el  23 y 24 de Mayo, 2013: 101,056 dl (1,313,728 pesos), ida y vuelta= 2,627,456 mdp

A Turquía del 14 al 19 de Diciembre, 2013. Primero a Estambul, innecesariamente, y luego a Ankara: 366,048 dls (4,758,624 pesos) + 11,168 dls (188,864 pesos) + 376,448 dls (4,893,824 pesos) = 9,841,312 mdp

Portugal-Vaticano-Madrid. De 3 de Junio al 10 de Junio 2014: primero Lisboa, luego a Roma y de ahí a Madrid y de regreso: 277,792 dls (3,889,088 pesos) + 59,680 dls (835,520 pesos) + 43,648 dls (611,072 pesos) + 290,016 dls (4,060,224 pesos) = 9,395,904 mdp

A Reino Unido del 1 al 5 de marzo en 2015: 276,640 (4,702,880 pesos), ida y vuelta = 9,405,760 mdp

Éste año hay un nuevo modelo de avión presidencial mexicano, el Boeing 787-8 que tiene un alcance en promedio de 14 700 kilómetros recorridos por un máximo de 15 300 galones que le caben al avión. Todos esos galones cuestan como 443 000 pesos mexicanos.

Peña viajó a Chihuahua éste año, el 17 de febrero, para despedir al papa argentino; en donde se llevó, entre otros, al actor Eduardo Verástegui. Para esa parranda gastó: 39,776 (715,968 pesos) = 1,431,936 mdp

Más los costos de la tripulación, más la navegación y el aterrizaje que suben de los 500,000 pesos a todos los vuelos enlistados arriba.

Con tantos números, tantos gastos, tantos millones, se empieza uno a preguntar porqué ellos viajan gratis cuando un estudiante, o un voluntario, o un investigador, o cualquier otro ciudadano mexicano tiene que pagar una cantidad gigante de dinero para cruzar el charco y para conocer el mundo y la cultura de otros países. Por qué ellos se pueden pasear en asientos presidenciales y tomarse fotos y presumir sus billetes, y el pueblo que paga por todo eso tiene que verlos despegar y esperar a que regresen con los brazos abiertos.

El avión presidencial es sólo un fuselaje de entretenimiento para Peña y su séquito de bienvestidos y de bienhablados que más bien son vividores del país, abusivos que descaradamente derrochan un dinero que no es suyo. De éste año en adelante el Boeing 787-8, José María Morelos y Pavón, el avión más increíble en el mercado, gastará un promedio de 10 millones de pesos por viaje. Comparado con el dineral que les pagan a los políticos, y que se roban, no es mucho en realidad, pero a muchas localidades les haría bien la inversión, a muchos negocillos también, a proyectos y a artistas y a un montonal de mexiquenses que les vendrían excelente unos cuantos miles de pesos para comer y para sobrevivir y para salir adelante.

Fuentes:

Britishairways.com

Airwaysnews.com

Milenio.com 

Gob.mx

Planes.axlegeeks.com

Distancias.himmera.com

Noticias.starmedia.com

Wikipedia.org

Aristeguinoticias.com

Cargando....