Image default
Portada » El banquete del presidente: una Reforma para las Reformas
Lo cotidiano

El banquete del presidente: una Reforma para las Reformas

Peña Nieto a la cabeza como el head chef de todo un banquete de Reformas deliciosas espera que México, su pueblo y su clientela y sus comenzales, estén preparados para recibir con los tenedores, con las cucharas, los cuchillos y con sus bocas el numeroso buffete de nuevas ideas que tiene y tuvo, para manejar el país, su error enormísimo fue asumir, pedantemente, que el país iba a cambiar de un momento para otro. Tal vez al presidente y a sus pinches del gabinete les encantaría leer un poco de psicología social para poder entender cómo funciona, cómo es que el control de las masas no es tan sencillo como sólo decir y apuntar qué tienen qué hacer y  qué no.

El presidente y su bello equipo de cocineros senadores mostraron en el comedor su menú de: Foie Gras con Reformas de Transparencia, Criadillas de Reformas Educativas, Gallinejas Financieras, Caviar Político-Electorales, Ensaladas Hacendarias, Queso Azul con chilaquiles Penales, Alcaparras Energéticas,  Scrapple de Competencia Económica, Beicon Laboral,  Caracoles de Amparo y Callos a la madrileña de Telecomunicaciones, y para sorpresa de todos los cocineros, algunos de los platillos fueron ingratamente desconsiderados, rechazados y menospreciados, a tal punto que los comensales decidieron sacar sus pancartas y empezar a pedir nueva comida, una que fuera todavía más engordadora.

El problema del head chef, del sous chef, el chef banquetero, el saucier y los demás encargados de guisar, freír, adobar y condimentar las Reformas, es que no consideraron informar al público lo que les estaban alimentando, no tomaron en cuenta que sus platillos son muy modernos para el paladar mexiquense. No consideraron hacer una Reforma para las Reformas, o sea, un proceso de adaptación en el que los comensales conocieran las ideas de los representantes: qué significa qué cosa, qué ingredientes tiene, con qué se come, cómo puedo disfrutar de ésto.

A falta de información práctica sobre las nuevas ideas gubernamentales, la tarea de un pueblo sin educación es rebelarse ante lo desconocido y lo  incómodo y pedir lo mismo de siempre o simplemente dejar el plato sobre la mesa. Como sucedió con las reformas ambientales y la prohibidera de animales en los circos, la idea está perfecta, pero no es tan sencillo aventar la semilla sobre la tierra y esperar que germine por si sola; era necesario prever el destino que esos animales iban a tener, muchos de ellos murieron, otros fueron abandonados o vendidos y otros sacrificados. Fue toda una masacre de descuidos por parte de los creativos que finalmente se les ocurrió que los animales no son criaturas hechas para la diversión del ser humano.

Lo mismo está pasando con las Reformas Educativas y las Reformas Penales, no están siendo bien ejercidas porque México no las conoce y no está preparado para ello.

Habrá entonces que pensar en una Reforma para afinar los paladares políticos de los clientes y dar a entender la finalidad de cada platillo, con tal de evitar revueltas, malos entendidos, movimientos corruptos, memes divertidos y una cantidad inmensa de desinformación.

Cargando....