Image default
Portada » Funcionario intimida a observadoras ciudadanas
Lo cotidiano

Funcionario intimida a observadoras ciudadanas

Mientras dos observadoras ciudadanas realizaban su recorrido por las casillas ubicadas en Fraccionamiento Ana y Ejido La Paz en Torreón, detectaron la presencia de una gran cantidad de taxis y algunas camionetas que llegaban a dejar a votantes, y recogerlos. Esta actividad comúnmente se denomina acarreo, pero denunciarla implica la necesidad de contar con evidencia del mismo, como fotografías y/o videos.

En el Fraccionamiento Ana detectaron una camioneta blanca tipo mini van que llevó personas en por lo menos dos ocasiones. Debidamente acreditada como observadora del INE, una de ellas tomó las fotografías y continuaron con su labor.

Más tarde acudieron a la casilla del Ejido La Paz, donde la afluencia de votantes era menor, y mientras salían detectaron la presencia de los sujetos que habían visto en la casilla anterior, a bordo de la camioneta blanca.

Tomaron un par de fotografías de los señores rodeados de otros hombres y mujeres justo frente a la casilla, junto al coche en el que se trasladaban las observadoras.

“Al tratar de subir al auto, el señor que más tarde identificamos como empleado del Ayuntamiento de Torreón –Héctor Iván Estrada Baca, Director de Adquisiciones-  abordó a mi compañera para preguntar por qué era observadora si, de acuerdo al logotipo en su playera de Participación Ciudadana 29, ella no tenía derecho.»

Mientras discutían, el señor tomó fotografías de nosotras, del coche y del gafete acreditador del INE.

«Cuando saqué mi teléfono para tomarle una foto a él, un joven de cabello largo y lentes oscuros se aproximó a mi ventana de copiloto. Traté de tomar fotografía de él en ese momento y se agachó jalando la manija para tratar de abrir la puerta del carro, y se escondió”.

Las observadoras salieron del ejido tras el intento de intimidación y la agresión del sujeto, para continuar con su trabajo.

Red es Poder, al recibir la denuncia y la fotografía del presunto agresor, decidió ir a buscar al implicado a presidencia. La primera visita fue el miércoles 7 de junio, dos señoras nos atendieron con mucho desinterés y nos informaron que Héctor Estrada no se encontraba en su oficina, que estaba muy ocupado y que fuera al día siguiente a las once de la mañana.

El jueves 8 de junio, Red es Poder arribó puntualmente a la cita, y el Director de Adquisiciones tampoco nos atendió, su secretaria, apenada, quiso justificar su desinterés al afirmar que tenía mucho trabajo.

La Ley General en Materia de Delitos Electorales, en el artículo 7, dice que se impondrán de cincuenta a cien días multa y de seis a tres años de prisión a quienes cometan diversos delitos. La fracción décima del mismo artículo dice:

«Organice la reunión o el transporte de votantes el día de la jornada electoral, con la finalidad de influir en el sentido del voto».

La misma ley, en el artículo 11 fracción cuarta, afirma que se impondrán de doscientos a cuatrocientos días multa y prisión de dos a nueve años al servidor público que proporcione apoyo o preste algún servicio  a un precandidato, partido político, coalición, agrupación política o candidato, sea que lo haga por sí mismo o a través de sus subordinados, en sus horarios de labores.

Artículos Relacionados

La importancia del periodismo independiente en tiempos de estigmatización

Jorge Espejel Lomas

La desinformación y la homofobia en México

Arturo Junior

Vestida de blanco

Elena Palacios
Cargando....