Portada Reportaje
Image default
Lo cotidiano Noticias internacionales

Hay evidencias de que un misil iraní derribó el avión ucraniano: Trudeau

Información vía El Universal

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, anunció este jueves que varias fuentes de inteligencia, incluidos los servicios canadienses, sugieren que el Boeing 737 que se estrelló cerca de Teherán el miércoles fue «derribado por un misil tierra-aire iraní».

«Tenemos información de múltiples fuentes, incluidos nuestros aliados y nuestros propios servicios», que «indica que el avión fue derribado por un misil tierra-aire iraní. Puede que no haya sido intencional», dijo en una conferencia de prensa.

El primer ministro canadiense insistió en que estos últimos desarrollos «refuerzan la necesidad de una investigación exhaustiva sobre este asunto».

«Como dije ayer, los canadienses tienen preguntas y merecen respuestas», dijo.

El desastre, que resultó en la muerte de 176 personas, incluidos 63 canadienses, ocurrió poco después de que Teherán disparara misiles contra bases militares utilizadas por el ejército estadounidense en Irak.

Lectura Recomendada: Trump dice no querer usar misiles contra Irán

El vuelo PS752 de Ukrainian International Airlines (UIA) despegó el miércoles a las 06H10 (02H40 GMT) desde Teherán en dirección a Kiev, pero se estrelló minutos después.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresó este jueves sus «sospechas» sobre la causa de lo ocurrido cuando, según varios medios, la inteligencia estadounidense está cada vez más convencida de que el avión fue derribado por error por Irán.

Según la diplomacia ucraniana, a bordo del Boeing que iba rumbo a Kiev había 82 iraníes, 63 canadienses, 10 suecos, 4 afganos y 3 británicos. Otros 11 eran ucranianos, incluidos nueve tripulantes, aunque 146 pasajeros tenían el pasaporte iraní, de acuerdo con autoridades de Teherán.

La Organización de la Aviación Civil (CAO) iraní indicó el jueves que el Boeing 737 de la Ukraine International Airlines siniestrado tuvo que dar media vuelta poco después de despegar debido a un «problema».

El primer ministro Justin Trudeau ya solicitó una «investigación profunda» sobre esta catástrofe aérea, la más mortífera para los canadienses desde el atentado a un Boeing 747 de Air India en 1985, en el que murieron 268 ciudadanos.

Artículos Relacionados

Guerra entre Rusia y Ucrania provoca un alza en el pan lagunero

Editorial

Thomas Pynchon, Der Raketenmann

Alfredo Loera

Cien segundos para la medianoche; las superpotencias cerca de una catástrofe nuclear

Alejandro Nava Femat
Cargando....