Portada Reportaje
Image default
Lo cotidiano

¿Por qué los magistrados de Coahuila no anularon la elección?

En medio de un plantón que organizaron los líderes del movimiento #CoahuilaDigno a la espera del fallo del Tribunal Electoral del Estado de Coahuila, los magistrados Ramón Guridi Mijares, Valeriano Valdés Cabello y Elena Treviño Ramírez decidieron, con dos votos a favor y uno en contra, no procedente la impugnación para anular la elección del pasado 4 de junio.

Ramón Guridi Mijares fue el único magistrado que consideró «deseaseado» el proceso electoral, al votar a favor de la anulación de los comicios. En contra parte, Valdés Cabello afirmó que, a pesar de que hubo irregularidades, éstas no tuvieron la solidez suficiente como para considerar la anulación.

De las 14 irregularidades que se denunciaron, sólo votaron a favor de una, que tuvo como consecuencia la anulación de 67 casillas, representando el 1.84% del total en el estado.

Dichas casillas fueron anuladas por no haber sido instaladas donde originalmente se tenía contemplado.

«Se llega a la conclusión de anular 67 casillas… lo fueron precisamente porque se actualizan tres causales… principalmente el haberse instalado las casillas en lugares distintos a los autorizados, el haberse recibido la votación por personas distintas a las autorizadas y el haberse dado el dolo o el error en el cómputo de los votos». Refirió Valeriano Valdés Cabello.

El principal argumento que manejaba el movimiento #CoahuilaDigno fue el rebase en los topes de gastos de campaña, pero a partir de la resolución del Tribunal Federal, éste ya no fue considerada como actor importante para considerar la anulación.

El Ingeniero Moisés Picazo, experto en material electoral, afirmó que esas tres causales, manejadas de manera individual, son motivo suficiente para anular la elección:

«Al juntar esas tres causales en una sola se diluye el efecto que éstas podrían tener en la elección, de ahí que no fueron elementos suficientes para anular la misma». Afirmó Picazo.

La causal fue presentada de manera individual, es decir, señalaron únicamente ciertas casillas, esto trajo como consecuencia que sólo se tomaran en cuenta las casillas señaladas, que sólo representaban el 1.84% del total y así perdieron la oportunidad de poner en tela de juicio la veracidad de todas.

«A mi juicio quien manejó mal el proceso de impugnación fue el PAN, de hecho Armando Guadiana mencionó que el 23% de las casillas se colocaron en lugares no autorizados por los consejos correspondientes». Finalizó el Ingeniero Picazo.

«El artículo 76 inciso a de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral señala que será causa de nulidad de una elección cuando se acrediten irregularidades en por lo menos 20% de las casillas». Refirió Picazo.

Por otra parte, se sondearon a varios asistentes del plantón en las afueras de las instalaciones del Tribunal electoral del estado y éstos, en su mayoría, afirmaron que lo justo era anular la elección por el rebase en los gastos de tope de campaña, pero ellos no tomaron en cuenta que el candidato panista también está en proceso de investigación por el mismo motivo.

Para el ingeniero, si hubieran encaminado la impugnación a partir del dato que dio Armando Guadiana, hubiese sido más probable la anulación de la elección por el mismo Tribunal Electoral del Estado que le dieron la oportunidad de validar la elección gracias a una mala estrategia.

 

 

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Red es Poder: 5 años de periodismo y agradecimiento a nuestra comunidad

Editorial

Red es Poder: un año de retos, logros y metas por cumplir

Editorial

Trabajar duro para hacer periodismo independiente y sostenible

Editorial
Cargando....