Image default
Portada » Murió Maradona: la doble redención mexicana del 10 argentino
Destacadas Lo cotidiano Noticias internacionales

Murió Maradona: la doble redención mexicana del 10 argentino

Diversos medios de comunicación en Argentina y en toda Latinoamérica han confirmado la muerte de Diego Armando Maradona, el jugador pampero más querido y admirado de toda su historia.

De origen humilde, Diego destacó por su rapidez, técnica y agilidad mental para jugar y hacer jugar a sus compañeros. Debutó en Argentinos Juniors, un pequeño equipo de Buenos Aires y, tras brillar,  pasó a jugar al club de sus amores; a Boca Juniors.

No pasó mucho tiempo para que se fuera a Europa. Su carrera, como su legado, estaba cerca del cielo. Una grave lesión lo alejó de las canchas pero, al recuperarse, comenzó toda la magia.

Llegó al sur de Italia, una zona brava y bella a la vez rodeada por el Mediterráneo. Allí, en Nápoles, un club eternamente perdedor confió en él para abrazarlo y cobijarlo. Allí, desde ese remoto lugar, obtuvo, desde sus botines, toda la gloria.

La cúspide maradoniana es, seguramente, el mundial de México 1986. Pero, siendo más específico, el gol que le metió a Inglaterra, aquel en donde dejó sembrados a todos los rivales. Su habilidad, su rapidez, su técnica, su pecho alzado, su espalda recta, su zurda mágica. Todo se combinó, todo se coordinó para empotrar a Maradona en la cúspide del fútbol mundial.

Víctor Hugo Morales, aclamado relator uruguayo que cubrió el campeonato mundial, hizo un relato que, hasta la fecha, lo hizo pasar como argentino. La emoción que brotó de su boca fue tan grande como el propio Diego.

La va a tocar para Diego, ahí la tiene Maradona, lo marcan dos, pisa la pelota Maradona, arranca por la derecha el genio del fútbol mundial, deja el tendal y va a tocar para Burruchaga… ¡Siempre Maradona! ¡Genio! ¡Genio! ¡Genio! Ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta… Gooooool… Gooooool… ¡Quiero llorar! ¡Dios Santo, viva el fútbol! ¡Golaaazooo! ¡Diegoooool! ¡Maradona! Es para llorar, perdónenme… Maradona, en recorrida memorable, en la jugada de todos los tiempos… Barrilete cósmico… ¿De qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés, para que el país sea un puño apretado gritando por Argentina? Argentina 2 – Inglaterra 0. Diegol, Diegol, Diego Armando Maradona… Gracias, Dios, por el fútbol, por Maradona, por estas lágrimas, por este Argentina 2-Inglaterra 0”.

Te puede interesar: Retrato del barrilete cósmico

Y es que el gol y la victoria fueron contra Inglaterra, contra el país con el que disputaron las Malvinas. Contra los conquistadores, los poderosos ingleses blancos que corrían como galgos. Maradona, con un equipo más bien rocoso y aguerrido, puso el talento y la magia para levantar la copa, para encumbrarse como el gran ídolo popular de la historia argentina, para inmortalizarse en la cancha del Estadio Azteca.

Lo que pasó en su vida personal es punto y aparte. Maradona fue, en la cancha, la representación viva del futbol armónico e intenso.

Recientemente el 10 tuvo su redención como entrenador. Los Dorados de Sinaloa, cuya propietaria es la polémica familia Hank, decidieron darle la oportunidad. Con mucho sobrepeso y problemas en sus rodillas, Diego viajó hasta Culiacán y logró dos subcampeonatos. En torneos consecutivos el 10 llegó a las finales. Aunque no consiguió el anhelado ascenso, fue tan grande su impacto en la segunda división mexicana que medios nacionales e internacionales instalaron guardias en Sinaloa para cubrir el día a día del Pelusa.

Esa redención como técnico le valió una oportunidad en su natal Argentina para dirigir a Gimnasia y Esgrima de La Plata. Su inicio fue lento pero logró cierta estabilidad. Hace unas semanas, Diego fue ingresado al hospital para que le retiraran un coágulo del cerebro. Sus médicos aseguraron que la intervención fue un éxito, que no existió peligro alguno.

Semanas después, justo un 25 de noviembre, se dio la noticia que, a reserva de que la familia lo confirme, es toda una realidad; Diego Armando Maradona, uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, murió a los 60 años.

Otra coincidencia mágica del 10, que bajo ningún motivo se puede escapar es que su gran ídolo y amigo, Fidel Castro, también murió un 25 de noviembre pero del 2016.

Cargando....