Image default
Portada » Moreno Valle y su deuda con Puebla
Lo cotidiano

Moreno Valle y su deuda con Puebla

Hace unos días, Red es Poder tuvo la oportunidad de entrevistar a Rafael Moreno Valle en un evento de precampaña del hoy candidato virtual por el PAN, Guillermo Anaya, para la Gubernatura de Coahuila.

En el evento se cuestionó al precandidato sobre la presencia de Moreno Valle, teniendo en cuenta que una de las banderas de Memo es criticar y señalar la cuantiosa deuda que dejó como herencia Humberto Moreira sin considerar la deuda que dejó el mismo ex Gobernador de Puebla. Anaya evitó la pregunta asegurando “yo no sé, pregúntenle a él”.

Rafael respondió con evasivas. Dijo que la información estaba mal, que él había reducido la deuda y que los datos oficiales se podían encontrar por medio de Hacienda, agregó que el equipo de Red es Poder hacia periodismo mal informado y que “se ve que quieren hacerla de periodistas y no hacen su tarea, un periodista siempre tiene que estar informado y con los datos oficiales”, sabiendo que, para solicitar estos documentos, hay que hacer un proceso burocrático, tardado que de ninguna manera se podía obtener en ese momento.

Por lo cual Red es Poder se dio a la tarea de investigar y documentar la deuda del estado de Puebla.

Contexto histórico

  1. En septiembre de 2012, Moreno Valle introdujo una modificación al Artículo Sexto de la Ley Estatal de Deuda Pública para establecer que “no constituyen deuda pública los proyectos de inversión para la prestación de servicios de largo plazo o los proyectos o contratos relacionados con obra pública o bienes”.
  2. Luego, en noviembre de ese mismo año, la Secretaría de Finanzas del Estado firmó el Fideicomiso 144, al que llegan los recursos públicos destinados a pagar “todo tipo de obligaciones que contraiga el estado”.
  3. La fuente de pago: el Impuesto Sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal (ISERTP), o Impuesto sobre Nómina. La vigencia: “la duración necesaria para el cumplimiento de sus fines” (o hasta 50 años, de acuerdo con la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito).

Investigación por Eudoxio Morales Flores

El economista, catedrático e investigador de la Benemérita Universidad Nacional Autónoma de Puebla, Eudoxio Morales Flores, señala que la cantidad de recursos públicos futuros comprometidos “de manera oculta” por la administración del ex Gobernador Rafael Moreno Valle no tiene precedente.

“Toda deuda, sea contingente, sea Proyecto de Prestación de Servicios (PPS) o sea Asociación Público Privada (APP), al final de cuentas es deuda, aunque le haya cambiado ese artículo Sexto a la Ley de Deuda Pública y le haya puesto otros apellidos”. Morales Flores.

Moreno Valle entregó a la Casa de Bolsa Evercore la administración de cientos de miles de millones de pesos de impuestos estatales, unos 550 mil millones de pesos hasta 2062, en lugar de llegar a la Hacienda del estado, llegaran al Fideicomiso Irrevocable de Administración y Fuente de Pago numero F/0144 que garantiza de manera indefinida el pago de la deuda que contrajo el ex Gobernador.

Morales Flores explica que además de la deuda pública “oculta” acumulada y que estima en 76 mil millones, la administración estatal registra un sobre-ejercicio de otros 71 mil 341 millones pesos.

Por lo antes mencionado, el economista y catedrático Eudoxio Morales, denunció que desde que hizo públicos sus análisis sobre la millonaria deuda que dejara a Puebla el ex Gobernador, Rafael Moreno Valle, él y su familia han recibido amenazas.

Dijo que al menos en seis ocasiones ha recibido llamadas para advertirle que deje de denunciar públicamente el endeudamiento del gobierno poblano.

No es algo nuevo

Animal político en el 2012 había señalado el inicio del endeudamiento por parte de Moreno Valle, el cual se aprobó en fast track, y por unanimidad las primeras cuatro líneas de financiamiento que en aquel entonces eran de hasta 7 mil 250 millones de pesos.

Lo que debemos recordar es que Moreno Valle utilizó como eslogan el lograr hacer obras “Sin pedir un peso prestado”.

Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad  (MCCI)

Según el informe presentado por MCCI en torno a la deuda del estado de Puebla, El  ex gobernador toma como fuente solo a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a la que reportó, al cierre de 2015, una deuda de 8 mil 608 millones de pesos. Moreno Valle, como cualquier otro gobernador, solo está obligado a inscribir en Hacienda la deuda que se debe pagar con aportaciones de la Federación, por tanto queda fuera de ese registro todo tipo de pasivo adquirido bajo cualquier otra modalidad.

Para empezar, el documento de la Auditoría Superior de la Federación titulado Análisis del Informe de Avance de Gestión Financiera 2016, publicado en agosto del año pasado, el órgano encargado de revisar el gasto del dinero público hizo un ejercicio revelador: comparó las cifras que los estados reportan en sus cuentas públicas con lo que informan de manera trimestral a la Secretaría de Hacienda. Al cierre de 2015, la auditoría detectó que, en la cuenta pública, Puebla reportó una deuda de 24 mil 655 millones, es decir, 16 mil millones más de lo que el gobierno de Moreno Valle le declaró a Hacienda.

Esos 24 mil 655 millones se componen de la siguiente manera: 93.7 millones por deuda de corto plazo, 5 mil 522.3 millones por deuda de largo plazo y 19 mil 039.2 millones por otros pasivos.

Sin embargo, el acumulado no termina ahí. Medios de comunicación, analistas y académicos han denunciado en diversas ocasiones y distintos foros que en los últimos años Puebla contrajo otras obligaciones financieras.

Por ejemplo, las que señala el Centro de Estudios Económicos Espinosa Yglesias. De acuerdo con ese think tank, los ingresos del estado también están comprometidos por el mecanismo que se utilizó para la construcción del Centro Integral de Servicios (CIS), con el cual se contrajeron pasivos por 4,500 millones de pesos pagaderos a 25 años; igualmente, por la edificación del Museo Internacional del Barroco, que significó pasivos por 7,176 millones de pesos pagaderos a 23 años, y por los pasivos para financiar el apoyo a la instalación de la planta armadora de automóviles Audi, que ascienden a 10,800 millones de pesos pagaderos a 15 años.

Esas tres obras, que suman pasivos por 22 mil 476 millones de pesos, se financiaron bajo el fideicomiso 0144 firmado con la empresa Evercore (del exsecretario de Hacienda Pedro Aspe). El objeto del fideicomiso 0144 es pagar a proveedores y contratistas del estado mediante Proyectos de Prestación de Servicios (PPS) o Proyectos de Inversión (PI).

En febrero del año pasado, el jefe de la oficina del gobernador, Roberto Moya, aseguró que las únicas obras que Puebla ha construido bajo los esquemas que estipula el fideicomiso 0144 son el CIS, la planta de Audi y el Museo Internacional del Barroco.

De acuerdo con el contrato del fideicomiso, del cual el periódico Reforma obtuvo copia en febrero de 2016, la empresa recibirá todos los ingresos que Puebla obtenga por el impuesto sobre nómina por los próximos 50 años; sin embargo, en el momento en el que el dinero de los poblanos pasa a ese mecanismo, no habrA manera de transparentarlo.

De acuerdo con Reforma, la Administración de Rafael Moreno Valle en Puebla terminó con decenas de revisiones y recursos por aclarar ante la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Los cuestionamientos que se le presentaron a Moreno Valle en el evento de Anaya no son producto de una situación aislada, investigadores, periodistas, activistas y ciudadanos poblanos han abierto el debate sobre las finanzas públicas de aquel estado.

Fuentes de Consulta

Artículos Relacionados

Muere por Covid Juan de Dios Castro Lozano

Editorial

FGR investiga gastos ilegales durante gestión de Rubén Moreira

Editorial

Hijo de Marcelo Torres celebra abultada boda con Coahuila casi en rojo por COVID-19

Editorial
Cargando....