investigación deuda, influencias y gastos sobre secretaría de inversión público productiva de Miguel RiquelmePortada Reportaje
Noticias nacionales

Fueron dispersados a diferentes lugares los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, nueva evidencia


Información vía Sin embargo mx

Nueva evidencia en el caso de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa indica que fueron dispersados a diferentes lugares. En septiembre de 2019 se cumplieron cinco años desde la desaparición y matanza de normalistas de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos.

Las nuevas investigaciones indicadas por el abogado Vidulfo Rosales sobre los hechos, indican que las desapariciones forzadas fueron realizadas dispersando en pequeños grupos y llevando a distintos lugares aledaños de Iguala.

“Los datos de prueba recabados apuntan a que muy probablemente los estudiantes habrían sido dispersados en varios grupos y llevados a lugares aledaños a Iguala. Se está investigando”, se menciona tras una marcha a Rosales, abogado de los padres de los 43.

La conclusión, indica el abogado, se derivó de un análisis de 10 mil llamadas realizadas después del 26 de septiembre de 2014, noche de las desapariciones forzadas. Indicó que no existen datos suficientes que puedan indicar que los 43 fueron muertos en el basurero de Colula, donde el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) presumía estaban sus cuerpos incinerados.

“El basurero de Cocula no fue el destino final de los estudiantes”, aseguró Rosales, que insistió en que la búsqueda sigue teniendo el objetivo de encontrarlos con vida.

La marcha a la Basílica de Guadalupe tuvo la participación de los padres y otros familiares y allegados a los jóvenes en cuestión, a la par de organizaciones civiles y simpatizantes de la causa. Cerca de 500 manifestantes rezaron por los desaparecidos en Iguala, Guerrero.

La consigna «¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!» fue utilizada por familiares de los jóvenes desaparecidos la noche del 26 de septiembre de 2014. Las peticiones fueron realizadas por ellos y por la pronta verdad que no se ha dado a conocer sobre el suceso.

Según la versión oficial, las víctimas fueron detenidas por policías municipales el 26 de septiembre de 2014 y entregados a integrantes del grupo delictivo Guerreros Unidos, quienes los asesinaron e incineraron en un vertedero de basura.

Los marchantes mostraban fotografías de los rostros de los estudiantes. Padres y madres de ellos afirman no haber perdido la fe y siguen a la espera de que se llegue a la justicia y la verdad sobre el caso.

En el altar, una de las madres afectadas dio su testimonio. «Estamos aquí, a seis navidades sin nuestros hijos», señala y pidió a la virgen ayudar en que «encuentren su camino de regreso con bien».

Los padres fueron recibidos por el obispo de Chilpancingo Salvador Rangel Mendoza, quien ofició la misa y expresó solidaridad para con los familiares y allegados de los afectados.

Los familiares de desaparecidos esperan regresar a la Ciudad de México en enero de 2020 para reunirse con la Fiscalía General de la República y así reunirse el 10 de enero con Andrés Lopez Obrador, presidente de México.

Cargando....