Portada Reportaje
Image default

8 de diciembre 2018, México.

Al respecto de la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre declarar suspendida el Ley de Remuneraciones sobre la que se hubiera basado la Cámara de Diputados para determinar el presupuesto público para el año que viene; Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, se opuso.

«Ni un funcionario puede recibir más de lo que obtiene el presidente de la República, nosotros nos vamos a abstener a eso y creo que va a hacer lo mismo el poder legislativo», habló Andrés Manuel frente a los medios, «En el caso del poder judicial si ellos mismos resuelven de que van a seguir recibiendo sueldos exagerados, estratosféricos, sueldos hasta de 600 mil pesos mensuales. Están dando un mal ejemplo, quienes deberían de impartir justicia; no es posible que haya funcionarios públicos, habiendo tanta pobreza, que ganen 600 mil pesos mensuales».

Luego, López Obrador llama «acto de deshonestidad» a la posición de los ministros en la Suprema Corte de Justicia de la Nación e insiste en que éstos no son sensibles ni partidarios de la justicia.

AMLO declara frente a este hecho, una vez más, que no puede haber gobierno rico con pueblo pobre. Luego, cita a Benito Juárez: El funcionario tiene que aprender a a vivir en la justa medianía.

 

Artículos Relacionados

Reforma electoral eliminaría plurinominales y reduciría número de regidores

Editorial

Visita de Adán Augusto a Torreón genera diferencias entre Riquelme y AMLO

Editorial

Construyen millonaria escuela de beisbol en un municipio sumido en aguas residuales

Editorial
Cargando....