Portada Reportaje
Image default
Lo cotidiano Noticias nacionales

Periodistas de Chihuahua piden justicia a dos años del asesinato de Miroslava Breach

El 23 de marzo de 2017, la periodista chihuahuense, Miroslava Breach, fue asesinada afuera de su casa mientras esperaba a su hijo en su camioneta para llevarlo a la escuela.

A dos años del atentado, el crimen aún sigue impune. Hasta la fecha, sólo Jaciel Wilberth Vega Villa está detenido por presuntamente haber trasladado a los asesinos hacia la casa de Breach, pero las causas del asesinato tampoco han sido reveladas.

Javier Corral Jurado, Gobernador del estado de Chihuahua, desde el día del homicidio, aseguró que iban a utilizar todo el aparato de la entidad para dar con los responsables, sin embargo, a más de 700 días de distancia, esto no ha ocurrido.

Como parte del clima de impunidad que reina en el estado norteño, y de la vulnerabilidad con la que ejercen el oficio varios periodistas de la entidad, se emitió un pronunciamiento dirigido a las autoridades federales para que capturen a los responsables materiales del asesinato de Miroslava Breach, así como a quienes diseñaron el atentado.

“Demandamos de las autoridades federales la captura de todos los involucrados en el crimen y en especial de los autores intelectuales. Exigimos al gobierno en todos sus niveles una postura firme frente a los grupos criminales que operan en el estado y que por décadas han causado la descomposición social de Chihuahua.

“Los homicidios de periodistas, policías, empresarios y defensores de derechos humanos, además del desplazamiento de comunidades indígenas, las violaciones a derechos humanos y el terror de las familias, son consecuencia directa de esa crisis.

“Nos pronunciamos abiertamente en favor de la libertad de expresión, de las mejores prácticas del periodismo con rigor y la ética, y rechazamos cualquier forma de intimidación, manipulación o agresión hacia la labor que desempeñamos.

“Manifestamos públicamente que en las condiciones actuales que vive el estado no hay garantías para nuestra seguridad, debido principalmente al contubernio o complacencia del gobierno con la delincuencia.

“Desde la sencillez de nuestras trincheras, hablamos hoy como periodistas, con independencia de las empresas que nos contratan, y también a ellas les decimos que nuestra postura es firme en cuanto a que no aceptamos ninguna línea editorial que le apueste al silencio.

“¡Refrendamos aquí y ahora nuestro compromiso con la verdad, el bien común y el honor, y le decimos a todos los que nos leen, nos ven y nos escuchan, que no nos callaremos, porque el silencio es complicidad!”.

Con información de Proceso.

Artículos Relacionados

En Tijuana se mata a periodistas, pero su legado continúa

Editorial

Periodismo en riesgo; asesinatos, desapariciones e impunidad

Editorial

Asesinan al reportero gráfico Margarito Martínez

Editorial
Cargando....