Image default
Portada » Acción y responsabilidad
Columnas Destacadas Opiniones

Acción y responsabilidad

En la literatura y el cine, uno de los cimientos argumentales más comunes es la responsabilidad.

Los personajes se proponen o son propuestos a llevar a cabo tareas, con consecuencias fatales en el caso de llegar a fracasar en sus misiones.

Este tipo de narraciones sirven de analogía para enseñar a nivel cultural. La consecuencia de cumplir con aquello de lo que somos responsables nos hace héroes; tal y como Frodo Bolsón lo fue al llegar al Monte del Destino y destruir el Anillo Único; como Diego, Manfred y Sid al entregar al bebé humano en la primer entrega de La Era del Hielo; igual que el padre Damien Karras en El Exorcista, cuyo cumplimiento del deber le exigió sacrificar su propia vida.

El no cumplir con aquello de lo que somos responsables nos acerca a personajes como la Caperucita Roja del cuento, quien deseosa de evitar recorrer el camino correcto, buscó una alternativa fácil, permitiendo al Lobo Feroz comerse a la abuela; tenemos también a Homero Simpson, padre y esposo irresponsable, cuya falta de atención y desdén ocasionan constantes problemas a quienes lo rodean; o un personaje como Anakin Skywalker de Star Wars, cuya soberbia lo hizo traicionar a todos aquellos que confiaban en él.

Te puede interesar: Inspiración en el miedo.

La vida real nos presenta de vez en vez alguna oportunidad de hacernos responsables de cosas que, de no llevarse a cabo como se deben, estarían afectando gravemente nuestra integridad o la de otros.

Un ejemplo muy sencillo de esto es la posibilidad de manejar después de haber ingerido alcohol.

Este tipo de decisiones pueden significar mucho y conllevan una gran responsabilidad en la vida cotidiana. Sin embargo, es claro que no todos saben aceptar sus propias responsabilidades en aquello que deciden, y por ello suele haber tantos accidentes de tráfico.

Un ejemplo más cercano en nuestro contexto contemporáneo es el hecho de aceptar quedarnos en casa y respetar la decisión del gobierno de detener nuestras actividades recreativas.

En consciencia de que no todas las labores económicas pueden detenerse en cada familia, aquellos que viven del día a día salen de sus casas conociendo la responsabilidad que ellos tienen en sus manos de mantener sus hogares, así como el riesgo y la posibilidad de un contagio de covid-19.

En estas situaciones la responsabilidad inherente nos trae consecuencias palpables, directas, que nos permitan conocer el alcance de lo que hacemos, pero, ¿qué pasa con todas aquellas situaciones, acciones o inacciones, que pese a fracasar en nuestra responsabilidad, nos permiten librarnos de las consecuencias? ¿Qué sucede con el asaltante que nunca es capturado? ¿Qué sucede con el mentiroso que se sale con la suya? ¿Qué consecuencias enfrenta el periodista, o el ocioso que crea información con tal de vender o  desprestigiar?

¿Qué consecuencias tiene ser Senador de la República, decir que te haces enteramente responsable de algo que vas a decir, y generar pánico para promover tu imagen? ¿Qué te debería de pasar, Samuel García?

Artículos Relacionados

Megadeuda de Coahuila rebasa los 40 mil millones de pesos

Editorial

En La Laguna 40 médicos han muerto por Covid-19

Editorial

Mesa de Salud Laguna pide no salir por las noches de jueves a domingo

Editorial
Cargando....