Portada Reportaje
Image default

Búscame de madrugada,

Para que así no te sientas culpable,

Cuando se ponga el alba.

Para que puedas culpar al insomnio

De mi recuerdo.

 

Cuando te des cuenta que tu almohada

No besa como yo.

Que no te le puedes abrazar a la espalda.

 

Búscame pero procura que el alcohol,

Sea quien te delate.

No sientas vergüenza,

Que tu orgullo ni lo note.

Por que no eras tú quien lo hizo,

Sino el eco de nuestro recuerdo;

Las canciones que tarareábamos,

Besos robados, las madrugadas.

 

Pero búscame, búscame en serio.

Quizá en una de esas me encuentras,

Buscándote a ti también.

Y entonces nos encontraremos,

Entre recuerdos perdidos,

Para poder olvidarnos de nuevo,

Con la esperanza que sea la última vez.

Artículos Relacionados

«Espero compartir mi fascinación por el trayecto», poeta Alfredo Castro presenta su primer libro

Editorial

Red es Poder: 5 años de periodismo y agradecimiento a nuestra comunidad

Editorial

Ezra Pound, un joven con/sin futuro

Alfredo Loera
Cargando....