Portada Reportaje
Image default
Colaboraciones

Impunidad: El origen de los males

Hace un año tuve la oportunidad de participar en el foro “Encuentro Siglo: Hacemos Comunidad”, realizado por el Siglo de Torreón. Esa ocasión, el tema a tratar fue el Sistema Nacional Anticorrupción. A lo largo del debate fueron dándose diversas opiniones acerca del sistema, la organización del mismo y los temas con los que este se relaciona, entre ellos resalto la corrupción y el intrínseco apego que tiene con otra situación que considera más grave: la impunidad; debido a que en cualquier país del mundo existe la corrupción, la diferencia es que en esos lugares, cuando se comete un hecho indebido o deshonesto a la persona se le castiga.

Estos dos términos van de la mano debido a que una origina la otra. En este país, la corrupción es permitida debido a la impunidad, la corrupción es la consecuencia del problema y por lo tanto es generada por la impunidad, la falta de castigo y apremio causado por la  aplicación errónea de la ley es la que genera una cultura de ilegalidad que con el tiempo va formando parte de la idiosincrasia de los mexicanos.

Actualmente México se considera el país más impune de América y el cuarto lugar a nivel mundial según el índice global de impunidad, solamente debajo de Filipinas, Camerún e India. Éste estudio se lleva a cabo utilizando datos  estadísticos acerca de la persecución de los delitos, las sentencias, el seguimiento de las penas, entre otros indicadores.

Estas cifras nos muestran el tipo de sistema judicial, policiaco, jurídico y político que se vive actualmente en el país. En donde a pesar de que existe un superávit del cuerpo policíaco: 359 policías por cada cien mil habitantes (arriba del promedio global de 319), no significa que posean las capacidades adecuadas para cumplir sus tareas y aplicar la ley en forma y orden.

Los altos índices de impunidad se traducen en problemas de desigualdad socioeconómica, desigualdad jurídica ante la ley, problemas de desarrollo económico insuficiente, dificultades para  traer fuentes de inversión extranjera y el turismo, así como mayores violaciones a los derechos humanos y un fomento directo a la delincuencia entre la sociedad  al no generar una pena por los hechos.

Delitos como el enriquecimiento ilícito, soborno, entre otros, aún cuando están estipulados, no se respetan y no se aplican con el rigor de la ley; lo cual se debe hacer. La impunidad está destruyendo, no sólo el sistema, sino a toda la sociedad debido a la falta de coercibilidad en la ley, los sistemas y las instituciones.

Vemos actos en los que los gobernantes quedan exentos de cargos posteriores a sus investigaciones y juicios; ocho gobernantes detenidos, dos prófugos, miles de habitantes afectados y una desaparición económica exorbitante.

México es llamado por muchos el país «donde no pasa nada” o “donde todo se puede», el mexicano ha adoptado la cultura de la impunidad como una manera de vivir, la sociedad del país se está acostumbrando a ella. No obstante, los hábitos también pueden cambiar,está en nosotros a través de las pequeñas acciones: el hacer ciudadanía para crear una nueva alternativa y cambiar el país.

Fuentes
https://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/1283942.jovenes-debaten-el-sistema-anticorrupcion-en-encuentro-siglo.html
https://www.elsiglo.mx/galeria/13221.jovenes-laguneros-se-suman-al-encuentro-siglo
www.animalpolitico.com/2017/08/mexico-cuarto-lugar-paises-mayor-impunidad/

Artículos Relacionados

Por megafraude de Infonavit destituyen a 19 funcionarios en Coahuila

Editorial

Exfuncionario ligado a Jorge Zermeño es imputado por 4 millones de pesos

Editorial

SAT investigará a factureras de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas

Editorial
Cargando....