Portada Reportaje
Image default

La Reforma Educativa (RE) fue aprobada en lo oscurito durante el 2013. Los representantes del pueblo, unidos en el llamado “Pacto por México”, alrededor de las doce de la noche alzaron la mano para hacer válida la propuesta del ejecutivo nacional, mientras en las afueras de San Lázaro, un importante contingente de maestros y ciudadanos inconformes, trataban de romper el cerco de vallas y granaderos para impedir el atropello.

Hasta este año, la RE se había enfocado en aspectos administrativos que regulaban la forma de contratación de los nuevos maestros, y puso en jaque a los maestros en servicio por medio de una evaluación de permanencia. Esto fue posible gracias a la creación del departamento de Servicio Profesional Docente (SPD). Ahora, con la publicación del Nuevo Modelo Educativo 2017 (NME), se solidifica la RE, y se acaba con muchos argumentos del magisterio de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), quienes han sido el principal frente opositor del país en contra de esta reforma.

En el tercer eje del NME, Formación y desarrollo profesional de los maestros, se declara abiertamente que los egresados de cualquier profesión pueden ingresar a impartir clases en el sistema educativo por medio de un examen. Esto representa un serio problema y una violación a los derechos de los niños, niñas y adolescentes, que tanto defiende el NME.

Muchas profesiones que se ofertan en nuestro país, preparan al alumno con una visión utilitarista, lo preparan en la razón instrumental[1] (Ana Hardison define la razón instrumental como una especie de barbarie donde lo que importa es producir beneficios económicos, aún por encima de la desigualdad y la robotización del hombre).

No niego que ese nuevo “maestro” se pueda enamorar de la profesión docente y se esfuerce al máximo, sin embargo, cuántas generaciones pasarán por su aula antes de que adquiera las herramientas necesarias para desempeñarse en el proceso de enseñanza. Sin duda, será difícil que los egresados de otras profesiones cumplan los ambiciosos objetivos del modelo 2017.

Los profesores de la CNTE hacen una crítica precisa respecto a este tema: No dejaríamos que un arquitecto nos realizara una operación a corazón abierto. Tampoco dejaríamos que un abogado diseñe un puente. Por qué dejamos que cualquier profesionista enseñe a  nuestros hijos.

En la teoría del NME, se pretende revalorizar la profesión docente, pero la evaluación y los lineamientos de SPD son una tremenda ofensa para el magisterio. Las autoridades actúan como si la pedagogía no fuera una ciencia especializada.

En el modelo educativo se hace referencia a textos de la UNESCO, lo cual me hizo aventurarme a buscar en Internet, y clic tras clic, llegué a Replantear la educación. ¿Hacia un bien común mundial?[2] En este libro publicado en 2015, se le atribuye parte del éxito de la educación en Finlandia, a la especialización de las escuelas formadoras de docentes. En nuestro país es contrastante. Con la creación de SPD, y la apertura a otras profesiones para que formen parte del magisterio, se está acabando con las Escuelas Normales que en la actualidad padecen de una ridícula cantidad de inscripción; además de la formación deslactosada impartida en muchas de ellas.

Hasta aquí la crítica se ha centrado en la incursión de otras profesiones al aula, pero qué pasará cuando alguien con una incipiente formación pedagógica, llegue a ser director o supervisor. La realidad educativa distará cada vez más de lo que pretende el NME.

En este tema el debate aún está abierto, sin embargo quien opte por los argumentos del empeño y la dedicación de otro profesionista al tema educativo, está destrozado. Tal vez con una lobotomía les haga cambiar de opinión. Yo se las puedo realizar aunque no sé con precisión en dónde se ubica el lóbulo, pero tenga confianza, le pondré mucho empeño y dedicación.

[1] Hardison, Ana. Apuntes sobre la educación, la información y la filosofía, en el marco del humanismo. Cuadernos del Ateneo, p. 25.

[2] Publicado en 2015 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura

 

Artículos Relacionados

Red es Poder: 5 años de periodismo y agradecimiento a nuestra comunidad

Editorial

Red es Poder: un año de retos, logros y metas por cumplir

Editorial

Trabajar duro para hacer periodismo independiente y sostenible

Editorial
Cargando....