Portada Reportajeinvestigación deuda, influencias y gastos sobre secretaría de inversión público productiva de Miguel Riquelme
Image default
Colaboraciones

Mara

Déjalas caminar, déjalas vivir, que sin ellas la vida no es igual.

Deja sus hermosos pétalos, que sin ellos se extinguen.

Y si pasa, seguimos nosotros,

al final, la violencia lo devora todo.

 

 

Déjalas hablar, déjalas vivir, que merecen la luz y más destellos

Deja sus hermosas alas, no se las cortes en pleno vuelo, que sin eso la vida no es igual

Déjalas andar, déjalas vivir, que merecen estar sin temer a su fin

Deja a esas rosas, que como mujeres han venido.

 

 

No hagas salpicar la sangre de su tallo, no cortes sus raíces

Déjalas vivir, que merecen andar sin miedo,

Deja de extinguirlas, ningún daño pasa por debajo de nuestras narices

De su sangre emerge el freno de cada maldito acontecimiento

Y…¿qué carajo ganas al convertirlas en mártires y provocando miedo?

Artículos Relacionados

Una Luz de Esperanza: años de búsqueda de atención a las víctimas de la contaminación de Peñoles

Editorial

Ricardo Mejía Berdeja no se bajará de la contienda electoral en Coahuila

Editorial

Partido del Trabajo declina a favor de Morena en elección de Coahuila

Editorial
Cargando....