Image default
Portada » Pintar los suelos II; mural en el piso
Colaboraciones Destacadas

Pintar los suelos II; mural en el piso

Eso de decorar los pisos exteriores de concreto aquí en Torreón, como lo ha estado haciendo el actual ayuntamiento, tiene un antecedente. Desde luego y en vista del resultado obtenido, es un antecedente penoso. No he podido encontrar a alguien que recordara esta obra, ni siquiera amigos periodistas o arquitectos. Sería interesante hacer una búsqueda hemerográfica para ver cómo apareció la nota en los periódicos de entonces.

Cuando en la administración de José Ángel Pérez las calles Cepeda y Valdés Carrillo fueron cerradas al tráfico vehicular entre la Av. Juárez y el boulevard Revolución para construir los tabaretes de lámina donde serían reubicados los comerciantes ambulantes, se realizó una decoración pictórica en el suelo.

Ahí donde inicia el andador peatona sobre la Cepeda con la Juárez, se realizó una obra en bajo relieve en el aplanado de concreto y, para su supuesta perdurabilidad, los colores se aplicaron con la técnica de silicato etílico.

Esa técnica fue la que utilizó Orozco, el gran muralista mexicano, en su obra “Alegoría Nacional”, en la escuela Normal de Maestros de la ciudad de México. Ese mural es el primer caso exitoso de una pintura sobre concreto a la intemperie de la historia. La principal diferencia con el trabajo del corredor de la Cepeda es que aquella obra está en un muro y no en el suelo. Ni hablar de la diferencia entre la radiación solar que hay en la capital del país y la de nuestro semidesierto.

Hoy día no queda prácticamente nada de este trabajo. Nadie que pase por ese crucero puede notar que ahí existió una obra pictórica. Cuando hace unos días fui a buscar lo que queda de ella muy apenas pude encontrar un mínimo rastro del escudo de Coahuila. En el primer comentario he puesto una foto de ese detalle, que me ha costado fotografiar de tan decolorado y erosionado que está.

Este es un pequeño pero penoso antecedente de lo que ocurre cuando, contra todo sentido común, recursos y esfuerzos se derrochan y terminan por los suelos.

Artículos Relacionados

La burocracia que deja sin agua a las y los laguneros

Editorial

En Torreón ocurren alrededor de 10 accidentes automovilísticos diarios

Editorial

Inventario de Fantasmas: obra de teatro en Torreón sobre desaparición forzada y duelo

Editorial
Cargando....