Image default
Portada » ¿A poco no…? La irresponsabilidad en el manejo del gasto público
Columnas Destacadas

¿A poco no…? La irresponsabilidad en el manejo del gasto público

¿A poco no es indignante la manera imprudente e insensata como la clase política gobernante mal administra los recursos que con tanto esfuerzo generamos los ciudadanos a través de nuestros impuestos? El Índice de Información del Ejercicio del Gasto 2018. Presupuestos estatales: simulación y discrecionalidad, realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad precisa que todas las entidades de la República subestiman sus ingresos y gastan más de lo presupuestado en artículos de oficina, gasolina, sueldos, ceremonias oficiales, viáticos y publicidad oficial.

Así por ejemplo, Coahuila gastó en este último rubro de propaganda mil 429 millones de pesos, cantidad similar al gasto total en seguridad pública, en un estado en donde el 55% de la población considera la inseguridad como el problema más importante. El estudio revela que los estados del país, en promedio, subestimaron sus ingresos en 18% y contrataron 246% más deuda de la aprobada durante 2017.  El IMCO encontró que al no alcanzar el 100% de desempeño, ninguna entidad cumple con la Ley General de Contabilidad Gubernamental, que ordena mecanismos de transparencia, armonización y homologación de información sobre el ejercicio de los recursos públicos.

En el caso de Durango, el Observatorio de La Laguna reveló que en 2017 por cada 10 pesos del presupuesto, 3 fueron para el pago de la nómina y sólo 40 centavos se destinaron a obra pública. Además, casi todos los rubros del gasto aumentaron pero en inversión pública se ejercieron  mil 124 millones menos de lo que se aprobó. Es lamentable que la mayoría de los estados estén virtualmente en quiebra por gastar de más en prensa, sueldos, ceremonias y viáticos, así como por su elevada  deuda.

De ahí que los informes de organismos como el Observatorio de La Laguna y el IMCO, entre muchas otras organizaciones de la sociedad civil que revelan las anomalías en que incurren los gobiernos con el erario deben servir como fuente de información para que la ciudadanía abra los ojos y, mediante su participación activa y comprometida, actúe para corregir la ineficiencia y el abuso en la administración del dinero del pueblo, al tiempo de exigir la calidad y excelencia gubernamental para terminar con la irresponsabilidad en el manejo del gasto público. ¿A poco no…?

Artículos Relacionados

Estados Unidos fija fecha de reapertura de frontera con México

Editorial

Régimen talibán obliga a pareja afgana a pedir asilo en México; Migración les rechaza

Editorial

Abrirán frontera norte de México con Estados Unidos; aquí las condiciones

Editorial
Cargando....