Portada Reportaje
Image default
Columnas Deportes

Balones y Sandías

México vs. Cristiano

Conforme avanzan los días, avanza la especulación por ver jugar a la Selección Azteca contra el mejor jugador en la actualidad, que si jugamos contra Cristiano Ronaldo y 10 más o simplemente contra la Selección de Portugal; si bien es cierto en los últimos años la diferencia que marcaba CR7 con el cuadro lusitano no era mucha, después del mundial del 2014 Portugal no puede entenderse sin este hombre, particularmente el campeonato europeo conquistado el año pasado no fue obra de la casualidad, Portugal demostró una calidad a pesar de no ser espectacular, le bastó y sobró para dejar a rivales importantes en el camino y 12 años después de perder contra Grecia en su casa una Copa de Europa, ahora la diosa fortuna dio su golpe de autoridad y ellos le devolvieron el favor a una de las mejores Francia de los últimos años. Si México deja de enfocarse en si juega contra Cristiano Ronaldo y 10 más o simplemente contra la Selección de Portugal, puede hacer un partido inteligente, sacar un resultado respetable o hasta histórico, puesto que, déjenme señalarles, nuestra Selección sí pasa por un buen momento y qué mejor que desmostrarlo frente a Cristiano Ronaldo y el mundo entero expectante, esperemos que la diosa fortuna nos sonría ahora a nosotros.

¡Ehhh….FIFA!

Qué caro le ha costado a la Federación Mexicana de Fútbol el grito de puto en los juegos de la Selección, cada juego eliminatorio además, de ser un gasto publicitario para evitar el grito, también es un gasto por las multas económicas que le pone la FIFA, una pequeña migraña que termina por molestar a más de uno en la Federación, pues ahora si en la Copa Confederaciones se intensifica o se prosigue con este grito, el árbitro puede parar momentáneamente el juego o suspenderlo en definitiva, histórica e intimidatoria decisión; me hace pensar que la FIFA tomó esta decisión por las políticas sobre los homosexuales que existen en el gobierno de Vladimir Putín. Ahora bien, sabe solo Dios si los aficionados mexicanos que estén por el lejano oriente ruso habrán tomado nota de esta decisión, difícil si no es que imposible que pare de la noche a la mañana el grito, veremos pues si el árbitro se pone los pantalones para suspender un encuentro oficial de esta índole y además las repercusiones deportivas y económicas que tendría nuestra amada Selección.

Artículos Relacionados

Propone El Astillero Librería semana de actividades

Editorial

Shamir Fernández: el polémico político que renunció al PRI

Editorial

Inversión pública en el Paseo Morelos de Torreón benefició a hijos de funcionarios

Editorial
Cargando....