Portada Reportaje
Image default
Columnas

Ser ciudadano en tiempo de elecciones

Debo aclarar que esta cuestión llegó a mí en un debate que presencié. La primera pregunta que se puso sobre la mesa fue esta: ¿Qué es ser ciudadano en tiempo de elecciones? Y qué pasó, que no pude sacarla de mi cabeza.

        Personalmente veo que pasan varias cosas:

  • Masticamos mercadotecnia política hasta por donde no tenemos dientes. Los medios de comunicación, pagados por los contribuyentes, nos hacen tragar uno después de otro, spots de “pan con lo mismo”. La cara de todos los candidatos nos asustan en los espectaculares. Qué les hace pensar que por admirar sus rostros maquillados, o en poses condescendientes con los menos afortunados, van a captar nuestro voto.
  • Oímos el mismo discurso una y otra vez: “nos robaron, corruptos, ¡pero ya basta!, todo va a cambiar, yo soy el cambio blablablabla”. El mismo discurso desde que tengo memoria. Lo interesante es que se echan entre el mismo partido, por ejemplo, el mismo partido gobernó anteriormente, y aun así, es la misma verborrea.
  • Somos el mejor amigo del candidato cuando nos saluda en un crucero.
  • Nos volvemos colaboradores del “cambio” por alguna invitación: del trabajo, del vecino, de un pariente y en el peor de los casos en un acarreado.
  • Llegamos a volvernos publicidad, si dejamos que nos pongan una calcomanía en el auto, y si aceptamos playeras, gorras y pulseritas.

Ser ciudadanos en tiempo de elecciones en resumen es: ser tragones políticos, consumidores auditivos de discursos estúpidos y repetitivos, amigos fugaces, colaboradores prostituidos, y publicidad.

Ahora la pregunta sería, ¿tienes valor, o te vale? 😀

Continuará… Votar o no votar, ese es el dilema.

Síganme en @asdipao

Artículos Relacionados

Mamá de Sugey Parra, desaparecida en Sinaloa, sufre accidente carretero

Editorial

¿Cómo reparar el daño de Édgar Rodríguez? Esto dice la ley

Editorial

Édgar Rodríguez murió casi de manera inmediata: Fiscalía estatal

Editorial
Cargando....