Image default
Portada » Eufrosina: rebeldía indígena
Columnas

Eufrosina: rebeldía indígena

Eufrosina Cruz Mendoza es una indígena de las tierras de Santa María de Quiegolani, Oaxaca. Su historia ha llamado la atención de muchos ya que sin importar que la vida le haya dado condiciones no tan favorables, como a otros, de crecer en un lugar y en un contexto en donde las prácticas antiguas que caracterizan a su comunidad enaltecen la cultura de rechazar el reconocimiento de la mujer como ser capaz de decidir, y de rechazar la idea de concebirlas con la misma capacidad intelectual y social como lo que se considera tienen los hombres.

Una mujer que soliviantó a su pueblo para ir en contra de la costumbre de discriminación hacia su género y que se le reconoció la lucha a favor de los derechos políticos de los indígenas.

Ella es una indígena zapoteca que a los once años de edad dejó la autoridad de su padre, rebelándose así al valor inferior que se les daba a las mujeres, y no sólo abandonando su familia sino su esencia en conjunto. Viajó en ese entonces con el sueño de seguir estudiando, para evitar que su padre la diera en matrimonio a los doce años, como a sus otras hermanas.

En una comunidad como la de Quiegolani en donde existen 397 hogares tan sólo 79 de éstos tienen a una mujer como jefe de familia. Según el INEGI de los 62 grupos étnicos que hay en el país, tan sólo en Oaxaca existen 16. Cerca de 17 millones de personas en México son indígenas, y por si fuera poco, el 34% de la población de Oaxaca habla alguna lengua indígena, y este es uno de los factores importantes para determinar a quiénes pertenecen a estos grupos étnicos.

La Base de datos del Sistema Normativo Interno de Oaxaca dicta que 417 de los 570 municipios del estado se rigen por el sistema normativo de usos y costumbres que impide a las mujeres participar en las decisiones políticas.

Eufrosina, mujer a quien se le negó la educación por el hecho de ser mujer, afirma que sus padres no saben leer ni escribir, y que el futuro de una mujer en su comunidad es trabajar haciendo tortillas, traer el leño en el burro, ser la primera en levantarse y la ultima en dormirse.

Como parte de su trayectoria, de manera sucinta puedo recalcar que primero tuvo que salir de su comunidad natal para así poder seguir con sus estudios. Logró bajo mucho esfuerzo obtener un título de licenciatura en contabilidad. Ella cuenta que en algún tiempo vendía chicles y fruta para poder solventar sus estudios. Después de haber obtenido su título fue instructora comunitaria, y poco después regresó a su comunidad, parecía que en Quiegolani no había pasado el tiempo, pues todo seguía igual, y en esos momentos fue cuando Eufrosina decidió ser presidenta de su pueblo, en donde llevadas a cabo las elecciones, y aunque ella resultó ganadora, los hombres que fungían como parte de la autoridad le negaron su derecho al puesto porque era mujer, hasta parte de su pueblo estaba en su contra ya que no concebían esa rebelión ante sus tradiciones, pero la parte más preocupante fue cuando acudió a las instituciones gubernamentales del estado, quienes de igual manera le negaron el respeto a sus derechos porque de otra manera estarían yendo en contra de la autonomía de la comunidad, en contra de sus usos y costumbres.

Y no fue de otra manera que arraigándose a su causa, Eufrosina consiguió acercarse a los partidos políticos, tiempo después logró obtener el cargo de legisladora en el Partido Acción Nacional, y más tarde se convertió en la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso de Oaxaca, siendo así la primera mujer indígena en ocupar dicho cargo. Logró cambios en la constitución de su estado y del país, dándole voz al género vulnerado.

Y de esta manera es como ha conseguido el reconocimiento mediático, de modo que fue catalogada dentro de la lista de las 100 mujeres más poderosas de México, según Forbes, y por otro lado fue reconocida en la ONU por su liderazgo.

Eufrosina Cruz Mendoza, funge como el ejemplo de los grupos indígenas y demás grupos vulnerados, es uno de esos milagros sociológicos. Para muchos un ejemplo y para otros digna de fuertes críticas en su contra.

 

 

Artículos Relacionados

Coahuila se mantiene como bastión del PRI en México

Editorial

Termina el circo electoral y continúa la ruda realidad

Editorial

Multa por no respetar ley seca podría llegar hasta los 30 mil pesos

Editorial
Cargando....