Image default
Portada » Invitación a la corrupción: impunidad
Columnas

Invitación a la corrupción: impunidad

México, como país, siempre ha estado considerado como uno de los más corruptos del mundo, su calificación, en una escala de 10, uno siendo el más corrupto y diez el menos, es de entre 3 y 3.5.

De acuerdo con Transparencia Internacional, México ocupa actualmente el primer lugar en América Latina y el Caribe.

En cuanto a nivel mundial no nos quedamos atrás, según el IMCO con datos de Transparencia Internacional, tenemos lo siguiente:

Índice de Percepción de la Corrupción 2016 vía Transparencia Internacional:

México cayó 28 posiciones con respecto al año pasado en el Índice de Percepción de la Corrupción 2016 que realiza anualmente Transparencia Internacional. Nuestro país pasó del lugar 95 en 2015 al 123 en 2016 y la calificación que obtuvo fue de 30 sobre 100 puntos en una escala donde 0 es una percepción de altos niveles de corrupción y 100 es un bajo nivel de percepción de corrupción.

El 10 de Diciembre se celebró  el Día Internacional de la Lucha contra la Corrupción. Esta fecha se instauró en 1948 al ser aprobada por la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU:

“La Declaración Universal de los Derechos Humanos es un documento que marca un hito en la historia de los derechos humanos. Elaborada por representantes de todas las regiones del mundo con diferentes antecedentes jurídicos y culturales, la Declaración fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en París, el 10 de diciembre de 1948 en su Resolución 217 A (III), como un ideal común para todos los pueblos y naciones. La Declaración establece, por primera vez, los derechos humanos fundamentales que deben protegerse en el mundo entero y ha sido traducida en más de 500 idiomas.”

Esta breve información es desconocida por la mayoría de los mexicanos a pesar de que sí dominamos los grandes padecimientos que sufrimos a raíz de la corrupción y que nos tiene en un nivel de indefensión, vulnerabilidad y atraso en los aspectos, económicos, educativos, salud y seguridad, principalmente.

Se han analizado el origen, causas y motivaciones de por qué no salimos de este laberinto de la corrupción y en cambio, siempre caemos en las mínimas calificaciones mencionadas, ya por decreto Peña Nieto nos la sitúa como parte de nuestra cultura, otros dicen que está en nuestro ADN, otros que es herencia de nuestros orígenes indígenas y españoles y otros podrán decir que es un castigo de Dios.

Les mencionaré sólo unos cuantos ejemplos sobre casos de corrupción: Odebrecht, Mega deuda, empresas fantasma, megafraude, la casa blanc. En cuanto a nivel estatal no cantamos mal las rancheras: megadeuda, empresas fantasma, gastos duplicados en obras, obras de ínfima calidad con exagerados sobreprecios, etc.

Independientemente que en todo el mundo hay corrupción, y en algunos casos se ha abatido y en otros se ha disminuido, la pregunta es por qué en México  se mantienen los niveles de corrupción y en algunos casos hasta se aumentan, por ejemplo, en el caso de Odebrecht, mientras que en América Latina  se han encarcelado hasta a  ex presidentes,  en México se despidió al Fiscal Anticorrupción por pretender investigar lo declarado por la misma empresa, que entregó diez millones de dólares a Emilio Lozoya cuando era el financiero de la campaña electoral para presidente de la república de Enrique Peña Nieto.

La conclusión es muy clara, como no se castiga la corrupción se invita y da la bienvenida a la corrupción, cualquier empleado de gobierno, del nivel que sea, puede robar todos los fondos públicos que quiera y no recibirá ningún castigo y por el contrario la misma estructura de gobierno lo protegerá.

Las leyes con ese fin se hicieron, por ejemplo, el peculado, no es delito grave, solo se castiga si se les descubre,  y pueden devolver parte de los robado y aquí no pasó nada, o peor aún, se les aplica una multa simbólica y una amonestación para pedirles que se porten bien.

Otro ejemplo de corrupción es el robo de combustibles de los ductos de Pemex, tampoco es delito grave y hasta se usan eufemismos: robar combustibles, “huachicol”, autos ilegales introducidos de contrabando del país “autos chocolates” y sigue la lista.

Artículos Relacionados

Javier Villarreal, implicado en Megadeuda, ya podría ser funcionario

Editorial

Coahuila ya pagó 49 mil millones a la megadeuda, pero saldo sigue en 41 mil

Editorial

Megadeuda cumplió 10 años en 2021 y tiene arruinadas las finanzas estatales

Editorial
Cargando....