investigación deuda, influencias y gastos sobre secretaría de inversión público productiva de Miguel RiquelmePortada Reportaje
Image default

Una semana llena de sorpresas es esta que está por terminar, una de estas sorpresas se debe al amable descubrimiento de los servicios del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); y de la también amabilidad del servicio en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE). Entre el martes 19 y miércoles 20 de junio, mi esposo y yo pudimos resolver lo que para muchos era inesperado, sobre todo lo relativo al IMSS; el martes muy temprano acudí por mi cuenta al ISSSTE con el doctor que operó a mi marido para solicitarle un reporte sobre la situación clínica pre y posoperatoria, documento que me solicitaron en el IMSS, al igual que un reporte de patología y unos análisis de sangre que fueron tomados previamente a esta fecha.

Cabe señalar que todo lo anterior estuvo por parte de nosotros y del ISSSTE a tiempo para acudir el miércoles 20 de junio por la mañana al IMSS y solicitar la elaboración del carnet de citas para ambos, ya que es la primera vez que acudimos a servicios médicos de esta institución. La fila para conseguir este carnet era larga, sin embargo esperamos con calma y platicamos con otros pacientes, lo que hizo que esta espera no fuera tediosa. Una vez que entramos al cubículo de Medicina Preventiva, nos elaboraron el carnet y nos hicieron preguntas relacionadas con las vacunas y exámenes que toda persona de la tercera edad debe hacerse, o programar lo antes posible, nos tomaron la presión y muestras de sangre para medir la glucosa y el colesterol, todo eso a los dos al mismo tiempo, eran dos enfermeras y un enfermero, muy amables, condescendientes y pacientes con nosotros; la verdad agradecí para mis adentros esta experiencia y aprendí a no prejuzgar, debo decir que fue una atención de primera.

Todas las personas que nos atendieron ese día fueron muy amables, desde la primer enfermera a la que le preguntamos sobre dónde nos debíamos ubicar, los otros pacientes, las enfermeras y el enfermero que nos atendieron en Medicina Preventiva, la cuarta enfermera que nos puso en una línea para la atención sin cita, la doctora que nos recibió como último paciente, después de completar su turno matutino, el saber que llevábamos todo lo necesario para poder agendar el siguiente trámite y siguiente cita con el área de oncología, todo resuelto en dos días, es algo de lo que estoy muy sorprendida y que quiero mencionar con gran orgullo y satisfacción.

Acudimos posteriormente muy temprano el miércoles 20 de junio a la sección de quimioterapias y radioterapias, para saber sobre el proceso de los siguientes trámites y atención en radioterapia, nos admitieron los papeles ya sellados desde el día anterior y en cuestión de diez minutos, nos regresaron el legajo con la firma de autorización del doctor encargado de esta sección, acudimos de inmediato a solicitar la primer cita para mi marido, ya que tendrá que recibir una serie de 25 sesiones de radioterapia; el tratamiento se iniciará el próximo miércoles 27 de junio, lo que hace posible que reciba a tiempo lo señalado por su oncólogo del ISSSTE.

Se podría pensar que toda experiencia que estoy relatando aquí es muy personal y que no habría que enterar a otras personas, sin embargo creo que es satisfactorio hacer públicos los acontecimientos positivos de nuestras vidas, no sólo los negativos. Además, por lo general, se escuchan puras quejas, y muy pocas veces se hace hincapié en los beneficios y buenos tratos de algunas de las instituciones que son parte de nuestra contribución y que por sí solas, con todos esos trabajadores que atienden a muchísimas personas, son dignas de reconocimiento y nos representan, ya que están manejadas por los recursos de todos nosotros, incluyéndolos también.

Muchas gracias al ISSSTE y al IMSS, mi marido que es extranjero, no deja de admirar y reconocer este servicio, repite continuamente: “No tengo por qué quejarme, nunca podría tener este gran servicio en mi país”, él es norteamericano, recibe estos servicios por ser mi esposo, y como dice él “soy un gringo mexicano lagunero”.

¡HASTA PRONTO!

Artículos Relacionados

Se desploma techo de unidad del IMSS en Frontera, Coahuila

Editorial

¿Cómo tramitar tu permiso Covid en Torreón?

Editorial

A veinte años de un himno

Jaime Muñoz Vargas
Cargando....