Portada Reportaje
Image default
Columnas

Contra los puentes peatonales

Recuerdo una escena de Y tu mamá también. Es una tarde soleada en alguna avenida de la Ciudad de México. Tenoch y Julio, nuestros queridos charolastras, van en el auto y se dan cuenta de que algo no anda bien. No, no es la ausencia de sus novias, recién embarcadas a un avión rumbo a Europa, no es la incertidumbre de la elección de área en la prepa, no. Algo ha pasado en la calle. Hay un embotellamiento. El auto avanza a vuelta de rueda. Ah, una marcha, maldicen, y tocan el claxon. Luego se corta el audio. Vemos el auto desde lejos. Una voz en off dice:

…sin embargo el embotellamiento que los detenía había sido provocado por un peatón atropellado: Marcelino Escutia, un albañil inmigrado de Michoacán. Marcelino fue alcanzado por un pesero que conducía con exceso de velocidad. Nunca uso el puente peatonal más cercano, porque su mala ubicación lo hacía caminar dos kilómetros más a la construcción donde trabajaba. Su cuerpo fue recogido por la Cruz Verde y llevado sin identificar al Servicio Médico Forense. Tardó cuatro días en ser reclamado.

Si bien es cierto que no tenemos la dimensión de la Ciudad de México, no deja de haber una crisis de movilidad en La Laguna. En la región es muy difícil vivir sin auto. En primer lugar está la cuestión del clima. Con los 35 grados de un día de verano caminar cualquier distancia es un acto francamente doloroso. Luego tenemos la dispersión de la ciudad –síntoma de la terrible planeación urbana– que nos ha dado una ciudad-fraccionamiento: fragmentada, excluyente, y elitista. Este modelo de ciudad ha sido pensado desde el asiento de conductor. Basta ver lo que se invierte en infraestructura para automóviles. ¿Qué tan pública es una obra dirigida para automovilistas, cuando el 40% de los autos se concentra en el 20% de los hogares más ricos? Estas obras –nuevas, caras, y muchas veces ineficientes– se construyen con fondos públicos y benefician principalmente a los sectores de altos ingresos, mientras que el transporte público –viejo y de mala calidad– usado por la mayoría de la población –los sectores de bajo y medio ingreso– no recibe dinero público, siendo pagado en su totalidad por sus usuarios. Violencia estructural, le llaman.

Este modelo nos ha educado para, sea como sea, hacernos de un auto (mientras más grande, más caro, mejor), pues así nos hacemos acreedores a privilegios de facto sobre aquellos que carecen de uno. Un modelo que genera 1.25 millones de muertes al año, según la OMS.

Un puente peatonal es la materialización de este paradigma. Un puente peatonal segrega a los peatones de los conductores. Los manda, literalmente, a otro plano. Los desaparece del campo visual. Los que dicen que esto es por la seguridad del peatón mienten, los puentes peatonales protegen el privilegio de la velocidad. Los peatones se ven obligados a desviarse, a subir escaleras, a gastar más energía, tiempo y esfuerzo. Y no se diga si encima al peatón se le ocurre ser anciano, niño o persona en situación de discapacidad.

En realidad es poco lo que hacen los puentes por mejorar la movilidad urbana. Un estudio del Ing. J.C. Dextre correlacionó la cantidad de puentes con las muertes peatonales, y encontró que en Londres, donde no hay puentes en avenidas, hay 1.9 muertes peatonales por cada cien mil habitantes. Hagamos contraste con la Ciudad de México, donde hay más de 600 puentes peatonales, y 15.4 muertes peatonales por cada cien mil habitantes.

Los puentes peatonales sólo garantizan la estabilidad de un modelo de ciudad incompleto y que debe irse. Y, bueno, sirven además como un espacio publicitario muy rentable.

Hagamos al peatón visible con los cruces seguros a nivel: eficientes, más baratos, dignos e incluyentes. Hagamos una ciudad para las personas, no para los autos.

 

Artículos Relacionados

Mamá de Sugey Parra, desaparecida en Sinaloa, sufre accidente carretero

Editorial

¿Cómo reparar el daño de Édgar Rodríguez? Esto dice la ley

Editorial

Édgar Rodríguez murió casi de manera inmediata: Fiscalía estatal

Editorial
Cargando....