Portada Reportaje
Image default
Columnas

México, prostituta del sistema (parte 5)

La famosa “Guerra de los pasteles”  fue en 1838. Suena delicioso pero nadie se peleó con pasteles. Fueron unos reclamos de Francia contra México por un restaurantero francés de Tacubaya que se quejó porque unos oficiales de Santa Anna no pagaron por sus pasteles, y como recordamos cualquier pretexto era bueno para tratar de invadir nuestro país. Lo que no fue en ese momento,  porque en 1839 los dos países firman un tratado de paz, y brindaron con pasteles.

En 1840 Yucatán se declara independiente pero como no tiene el apoyo “desinteresado” de otro país (EU), se reincorpora al país dos años después.

  1. El congreso constituyente elabora tres proyectos de constitución sin lograr acuerdos sobre el grado de autonomía de los estados. Es disuelto y en 1843 una junta de notables elabora “las bases orgánicas” para un régimen centralista. Y con estas nuevas leyes todo se arregló, los estados estaban felices, el pueblo por fin vivía en un país de primer mundo. En verdad quisiera que fuera cierto, si fuera vocera del régimen centralista eso hubiera escrito. Si lo creyó por un instante, es de los que ve el vaso medio lleno.
  2. Texas se va para no volver como dice la canción, y se convierte en el estado veintiocho de Estados Unidos de América, ahora escucho la canción “rata de dos patas”.

Ya que EUA estaba emocionado con su nueva adquisición le declara la guerra a México en 1846, con el pretexto de que no se reconocía la independencia de Texas ni sus límites territoriales. Por favor ¿en serio? bueno si era cierto,el gobierno mexicano con Santa Anna en la presidencia efectivamente no querían reconocer ¡que eran una bola de pendejos!  ¡cómo  se perdieron 1, 007,935 kilómetros cuadrados! Casi la cuarta parte del territorio nacional, y seguirían restándole. El mismo problema de siempre, no ponerse de acuerdo, el congreso dividido pero cobrando sueldos puntualmente, le suena conocido. El presidente tomando malas decisiones, le suena más, y más, y más.

La historia es un círculo que regresa, y te da lo tuyo, lo tuyo, lo tuyo. Quisiera decir  “vivieron felices por siempre”, pero todos hemos padecidos las decisiones del sistema. Alguna solución, varias: leer, votar, pensar, exigir. Se aceptan ideas,

 

Artículos Relacionados

Mamá de Sugey Parra, desaparecida en Sinaloa, sufre accidente carretero

Editorial

¿Cómo reparar el daño de Édgar Rodríguez? Esto dice la ley

Editorial

Édgar Rodríguez murió casi de manera inmediata: Fiscalía estatal

Editorial
Cargando....