Image default
Portada » ¿A poco no? El activismo ciudadano ante el deterioro nacional y mundial
Columnas

¿A poco no? El activismo ciudadano ante el deterioro nacional y mundial

En un mundo conflictivo, lleno de continuos cambios y contradicciones, surge el grito impotente de una comunidad hundida en la angustia e incertidumbre: ¿A dónde va la humanidad? ¿Qué caminos debemos andar para dejar atrás el odio, el terror, la discriminación, la violencia y la corrupción? Los medios y portales informativos están plagados de tragedias, muertes, corruptelas y delincuencia al por mayor en el plano regional, nacional y mundial. Ahí están también los crímenes cotidianos de lesa humanidad perpetrados por el Estado Islámico, las mutilaciones genitales de mujeres en África, el secuestro de niños en diversas partes del mundo para el tráfico de órganos, el sobajamiento de las mujeres musulmanas, la pornografía infantil, el impune robo al erario nacional, combinado con la falta de transparencia y rendición de cuentas y la manipulación de la ley según las conveniencias de la cúpula del poder político y económico… Y párele de contar.

Es de llamar la atención que hay quienes, como Carlos Slim, que se atreven a señalar la paja en el ojo ajeno sin ver la viga en el propio. Recordemos cuando echó a andar la maquinaria del diario The New York Times, para mostrar el grado de corrupción que impera en México, hurgando en registros secretos para exhibir a políticos y empresarios mexicanos por el manejo sospechoso de millones de dólares, entre los que figuran los Hank Rhon, Camil, Téllez, Murat, Prieto Treviño, Elías Ayub y un largo etcétera, en una clara confrontación de Slim con el régimen de Enrique Peña Nieto ante, las constantes amenazas en contra de su centro de actividades financieras. ¿Y qué podría decir el propio Carlos Slim del origen de su cuantiosa fortuna que lo ubica como el hombre más rico de México y uno de los tres primeros del planeta? ¿Acaso no fue beneficiado por su tocayo Salinas con la empresa Telmex? ¿Podría sentirse libre de culpa y asegurar que su riqueza es bien habida? Por desgracia, en todo el mundo abundan sepulcros blanqueados que se desgarran las vestiduras condenando pecados de los que ellos mismos fueron o son culpables.

Por dondequiera abundan elementos que alimentan el pesimismo y la frustración del género humano, por el lado oscuro de sus congéneres invadidos por el virus de la codicia, la inquina, la intolerancia, la envidia y el rencor, cuyas consecuencias saltan a la vista en todo el planeta, aunque existe la convicción de que ellos son los menos, y que somos más quienes estamos orgullosos de nuestro pasado y dispuestos a construir en el presente, un mejor mañana con más amor que odio. Cierto: los seres humanos buenos son mayoría frente a los que siembran la semilla de la maldad, quienes seguirán predominando mientras nadie haga nada. Martin Luther King dijo: “Nuestra generación no se habrá lamentado tanto de los crímenes de los perversos, como del estremecedor silencio de los bondadosos”. Entonces, que se escuche la voz y se sienta la acción de esa mayoría bondadosa, porque el activismo ciudadano es el instrumento esencial para frenar el deterioro nacional y mundial… ¿A poco no?

Artículos Relacionados

El 51.9% de la comunidad lagunera se siente insegura

Editorial

Aspirantes se disputan Torreón a través de las redes sociales

Editorial

Colonos bloquean salida de Torreón por daños del Metrobús Laguna

Editorial
Cargando....