investigación deuda, influencias y gastos sobre secretaría de inversión público productiva de Miguel RiquelmePortada Reportaje
Image default
Columnas

¿A poco no…? La Virgen de Guadalupe: de la devoción a la utilización

¿A poco no sabías que hay ateos guadalupanos? Sí: aquellos que no creen en Dios, pero son devotos de la Virgen de Guadalupe… Aunque no lo creas. Esto viene a cuento porque hoy se conmemoran 486 años de aquel 12 de diciembre de 1531, cuando en el cerro del Tepeyac, según la tradición católica, hizo su primera aparición la Guadalupana ante el  indio Juan Diego, 10 años después de la Conquista. Esta fecha, representa una oportunidad para reflexionar en los extremos de la devoción a la utilización que se le ha dado a la imagen de la Virgen Morena que ha sido un símbolo de unidad de los mexicanos, o para ser más precisos, de la mayoría de ellos, ya que el 90% de los habitantes de esta nación profesa la religión católica.

 Los detractores de la fe guadalupana aseguran que la Virgen fue una invención de los españoles para ser utilizada como una forma de dominación más sutil a los nativos de Tenochtitlan, por eso la hicieron morena como ellos, de manera tal que fuera la sustitución de Tonatzin, la diosa madre de los mexicas. Para las culturas indígenas víctimas de la Conquista, la imagen de la Virgen de Guadalupe, con sus rasgos mestizos, representó el fin de la sangrienta lucha que en la mitología náhuatl se daba entre dioses, encontrando en la cruz que colgaba del pecho de la imagen, el símbolo que llevaban los conquistadores, y su resistencia fue menor para convertirse al cristianismo.

Independientemente de las hipótesis que niegan la existencia de la Virgen de Guadalupe, a partir de que Juan Diego llevó al obispo Fray Juan de Zumárraga las rosas y la tilma con la imagen de la Virgen como prueba de su existencia, el culto a la también llamada Reina de México y Emperatriz de América, empezó a arraigar en nuestras tierras. Y hasta la fecha, la Virgen Morena es depositaria fiel de la devoción de la mayoría de los mexicanos, en particular los laguneros, que año con año, desde el 8 de diciembre de 1944, iniciaron la tradición de las peregrinaciones en Torreón.

Independientemente de creencias ajenas a la religión católica, todas ellas muy respetables, no se puede negar que la imagen de la Guadalupana ha tenido una gran influencia en el desarrollo histórico de nuestro país, ya que no existe en nuestra Patria una imagen más arraigada y venerada que la de la Virgen.Y esto lo supo muy bien el cura Hidalgo cuando utilizó el estandarte guadalupano en el inicio de la lucha por la Independencia para enrolar a indígenas y mestizos en contra de los españoles peninsulares. También el nombre de la Virgen Morena ha sido utilizado para enarbolar planes políticos y movimientos sociales.

Aún se recuerda que el día de su toma de posesión como presidente de México, el primer acto que realizó Vicente Fox, fue acudir a la Basílica de Guadalupe, a dar gracias, recibiendo las críticas de sus detractores, argumentando, una vez más, la utilización del máximo símbolo del catolicismo mexicano para manipular la sensibilidad de millones de fieles. Igualmente fue muy criticado Carlos Abascal Carranza, entonces secretario del Trabajo, cuando ante dirigentes sindicales y representantes patronales, dijo: “Que la Virgen de Guadalupe, Patrona de los trabajadores de México, los bendiga”, lo que le confirió al funcionario el título de “Sonsacador Oficial de las Bendiciones de la Altura”, otorgado sarcásticamente, por el finado escritor y cronista Carlos Monsiváis.

“Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”, recuerdan quienes no están de acuerdo con estas manifestaciones que van en contra del laicismo constitucional de nuestro Estado. Independientemente de la presunta o real utilización de la imagen de la Virgen con fines ajenos a la fe católica, no cabe duda, que la devoción a la Guadalupana se manifiesta, sobre todo durante la celebración de las peregrinaciones, con un fervor que mantiene viva la llama de la fe, la identidad y la unión de todos los mexicanos. ¿A poco no…?

Artículos Relacionados

Policías en Lerdo a comisión promoverían detenciones arbitrarias

Editorial

Habitar en el fragmento

Jaime Muñoz Vargas

Se presentará libro de Bun Alonso en El Astillero Librería

Editorial
Cargando....