Image default
Portada » Si te vienen a contar “encuestas” malas de mí.
Columnas

Si te vienen a contar “encuestas” malas de mí.

Las encuestas son un tema que se ha tocado desde muy diferentes aristas en los últimos días, no puedo dejar de pensar que, a pesar de dedicarme a esta industria, han dejado qué desear en los últimos años y generado múltiples críticas.

Y no es para menos, por ejemplo: ¿Cómo demonios me vas a decir que el próximo alcalde o el próximo gobernador va a ser fulano o mengano? Nada más con información de 500 o 1,200 personas. Esto contando con la información de que el padrón electoral de Coahuila es de más de 2 millones de personas. Esto te deja muchas dudas, ¿por qué con 1,200 personas me vas a decir quién es el bueno?

Además, las encuestas se equivocan y se equivocan feo. En la elección de Peña Nieto la encuesta del diario Milenio, que publicaba en ese entonces Ciro Gómez Leyva, se erró por más de 20 puntos porcentuales y en Durango casi todas las casas encuestadoras serias tuvieron errores metodológicos de más de 12 puntos.

Pues sí, creo que estas dudas están justificadas, y más viendo la avalancha de instrumentos que vemos en Facebook, todos con resultados diferentes. Es más, el mismo presidente del PAN nacional dice y cito al texto: “Cuidado con seguirle creyendo a las encuestas, las encuestas fallaron en el Brexit, fallaron en la elección de Trump. Fallaron en Chihuahua, fallaron prácticamente en todo el país.”  O sea, en pocas palabras, no le creas a las encuestas.

Creo que el ramo se ha quemado con justa razón, la duda es: ¿Viendo tantos errores, por qué sigue siendo la brújula que muchos políticos y medios de comunicación utilizan para observar el destino final que va a tener una elección en particular?

En este pequeño escrito no busco quitar estas telarañas, sino explicar los tipos de encuestas y cómo leer una en los próximos días para podernos ayudar a saber cuáles son las buenas y cuáles son las malas.

Primero que nada, una casa encuestadora con reputación difícilmente va a hacer un ejercicio de manera gratuita. Si de repente ven ustedes una encuesta en Facebook y no trae quien la financió duden, y duden mucho. Una encuesta estatal y, sobre todo en estados como Coahuila donde existen grandes distancias y costos de viáticos elevados, implica inversiones importantes de dinero. No creo, siendo sincero, en los buenos samaritanos que andan haciendo encuestas gratuitamente para informar a la gente sin interés.

De hecho, yo dudo mucho de esas encuestas que “filtran” de repente en redes sociales y más si la fuente es de una página que no tiene reputación; algo así como democraciaporcoahuila.com o votopopular.mx. Ahí hay riesgos, de hecho he visto muchas encuestas con metodologías por sin ningún lado en páginas más o menos respetables.

Segundo, chequen la metodología, la metodología es importantísima ya que ahí definen si realmente los instrumentos están bien o mal hechos. La metodología principalmente debe decir ¿cuál fue el tipo de levantamiento? Y mi recomendación es que ésta debe ser casa por casa. Yo dudo de los estudios telefónicos, viendo la disminución considerable de teléfonos de hogar y la migración que han tenido; sobre todo en los niveles socioeconómicos bajos al celular. Entonces, si es encuesta telefónica o aplicada a usuarios de Facebook, en puntos de reunión o realizada a radioescuchas, se pierde valor metodológico.

Otro factor importante en la metodología son el número de encuestas, existen casas encuestadoras que por adornarse te dicen 5000 o 10,000 encuestas, este dato además de ser metodológicamente incorrecto porque mientras más encuestas se incrementa el error no muestral, se tiene que cruzar contra las fechas de levantamiento, si de fechas de levantamiento te dan 3 días para 10,000 encuestas existe un sesgo importante porque es casi imposible levantar algo así.

Una muestra atractiva para un estudio estatal es de entre 1,200 y 2,000 con días de levantamiento de entre 3 y 6 días. También es importante checar los días de levantamiento si estos fueron después de la segunda semana de diciembre hasta el 31 del mismo mes tienen un sesgo importante ya que las personas se encuentran viviendo un ánimo diferente al que experimentan a lo largo del año.

Ahora, veo a muchos ex candidatos y personajes del área publica que invalidan los esfuerzos realizados por las encuestas y dicen que es una herramienta con muchos errores. Sinceramente, los errores se dan en 3 grandes situaciones:

  1. Cuando la elección va a estar muy cerrada. Lo cual fue el caso del Brexit y el caso de Trump, donde en ambos el margen de diferencia era muy apretado, y sobre todo en el de candidato norteamericano que muchas encuestas acertaron sobre el ganador en el voto popular pero no pudieron definir el movimiento de los colegios electorales. En encuestas cerradas (menos de 5 puntos entre el puntero y el segundo lugar) existen grandes riesgos de errores por parte de las encuestas por el trabajo correcto o incorrecto de operación de los partidos el día de la elección.
  2. Cuando existe un factor político que contamine la elección. Por ejemplo, si faltando 2 días para la elección, el candidato del PRI rompe con organismos generadores importantes del voto como la CNOP o el sindicato de maestros, entonces puede existir un riesgo importante de sesgo. Esto ninguna encuestadora lo puede controlar, sin embargo, se juega con estos datos para ver el movimiento de estos organismos.
  3. El número de proyectos que la agencia de investigación cuenta en el día de la elección. En este negocio es fácil conseguir soldados (encuestadores) pero muy difícil encontrar generales (coordinadores de campo, supervisores, analistas). El problema de errores en encuestas de salida, que tuvieron gran parte de las encuestadoras nacionales, fue que tomaron varios estados para medir el mismo tiempo y el mismo día, esto incrementa tu posibilidad de encontrar personal capacitado y comprometido para coordinar en tantas ciudades del país. En la elección pasada del 5 de junio del 2016, para las 7 de la noche en 9 estados no existía certeza de quien había ganado; en Durango Tamaulipas, Oaxaca, Veracruz, Quintana Roo, Zacatecas, Chihuahua, Tlaxcala y Aguascalientes los candidatos de los 2 partidos punteros salieron a señalar su triunfo. Esto, basándose en casas encuestadoras que ese día cubrieron las secciones de los municipios de todos estos estados. Es dificilísimo tener un control de tanta región geográfica, la situación es que muchas veces en este negocio se cobra por adelantado, las negociaciones se hacen en la capital del país y si se equivocan al rato consiguen otro incauto y tienen la oportunidad de redimirse.

Espero que esta información sea de utilidad para que aprendan a leer encuestas por internet, pero lo más importante, recuerden: si alguien les maneja una encuesta en medios de comunicación busquen quién está detrás, quién la está financiando y seguro ahí verán el sesgo inmediatamente.

Los invito a seguirme en mis twitter jorgereyes_77, y por aquí nos vemos en próximas ediciones.

 

 

Artículos Relacionados

Comienza guerra de encuestas por alcaldía de Torreón

Editorial

Tránsito de Torreón, la autoridad más corrupta y menos confiable según encuesta ciudadana

Editorial

8 de cada 10 habitantes de Torreón no sienten seguridad al salir de casa

Editorial
Cargando....