Portada Reportaje
Image default

Durante la semana pasada, recibimos la visita de nuestra gran amiga Adriana, ella es un gran personaje, nos sorprende la capacidad intelectual que tiene, es ingeniero químico, y domina muy bien su campo de trabajo. Ella labora para la empresa Peñoles, es obvio que se desempeña en el campo de la industria, sobre todo en una de las mejores compañías mineras y de transformación de éste, nuestro querido México.

Mi marido y yo estamos encantados con su amistad, podemos platicar de todo con ella, sus conocimientos no se limitan a su campo de trabajo, el cual es muy interesante, admiro a los ingenieros que esta región del país produce, no sólo se emplean para empresas de La Laguna, son requeridos en todo el país y en ocasiones varias, son contratados en el extranjero. Cabe señalar que ellos, los ingenieros conocen y desempeñan  muy bien su trabajo donde sea que los contraten, sin embargo pocas veces atienden asuntos, o se interesan por asuntos de otra índole; con Adriana todo es interesante,  podemos hablar de historia, de asuntos propios de la psicología, de la sociología, y hasta de la filosofía. Ella siempre busca información y la forma de conocer más sobre cualquier asunto, debo decir que usaré el ya tan trillado dicho popular de: “Cuando sea grande, quiero ser como ella”.

Nuestro vínculo son las clases de inglés, y aunque yo no sé mucho de inglés, sólo lo hablo, pero no lo conozco profundamente como lengua, me sorprende la capacidad que tiene nuestra amiga para aprender este idioma.  Esa es la razón de sus visitas, las clases se las imparte mi marido, y aunque no viene muy seguido por la gran cantidad de trabajo que tiene, siempre que llega, recuerda todo y ya trae algo estudiado para resolver dudas, es asombrosa, sobre todo porque las dudas que trae no siempre son de documentos relacionados con su trabajo, sino de otros temas, sobre todo, de temas filosóficos. Lee muchos libros y nos nutre con su sabiduría.

A inicio de la semana que está por terminar, nos invitó a un recorrido por Peñoles, esta invitación estuvo dirigida a las áreas verdes que tiene esta empresa dentro de sus instalaciones. Quedé muy agradecida con esta invitación y nos pasamos una mañana fabulosa. Éramos aproximadamente 10 personas, tuvimos un gran guía, Fernando, ingeniero agrónomo, quien nos habló de las características y cualidades de cada una de las especies que se tienen en su jardín “Figuras del desierto”. Mis conocimientos en este tipo de plantas era nulo, ahora sé un poco, confieso que debo investigar más, sobre todo porque vivo en una zona desértica.

Ahora sé que hay cuatro grandes ramas de plantas desérticas, Cactáceas, Aloes, Agaves y arbustos, o pequeños árboles. El recorrido duró un poco más de tres horas, el lugar es como un paraíso en el desierto, su diseño es espectacular y la labor de Peñoles en el cuidado, crecimiento y búsqueda de nuevas especies, la mayoría del norte de la República Mexicana y otras especies de diversas zonas del país es profesional, Fernando ama su trabajo. El complejo diseño sigue creciendo y es muy alentador el cuidado que le tienen las personas encargadas.

Cabe señalar que mucha gente no sabe que esto existe en Torreón y que debe ser un orgullo para la zona; tiene poca difusión, claro, esto no es producto del sistema de mercado, más bien debería ser parte de la cultura de los pueblos de la zona que conforman La Laguna. Pregunté por la forma en que se difundía esto a la población, nos mencionaron que no hay otra forma que la de hacerlo de boca en boca; por consiguiente mi boca se entrelaza con esta columna y aprovecho para difundir tan espectacular proyecto. Nos dijeron que poniéndose en contacto con ellos, se les puede dar una visita guiada. No se arrepentirán es un bello lugar y en cuanto tenga todos los datos los publicaré para que puedan conocer este jardín. También dimos un recorrido por el Bosque Centenario, el Vivero y el Invernadero, lugares donde se siembran y protegen muchos tipos de plantas desérticas para ser distribuidas y cuidadas por esta gran empresa. Nos mencionó Fernando que pronto sembrarán 200 árboles de todo tipo, esto aumentará el pulmón verde que tanto se necesita en Torreón.

Quedo convencida de que se debe conocer el lugar donde uno vive, nunca había entrado a Peñoles y mucho menos sabía que existían estos recursos que nos permiten vivir mejor en esta zona. Muchos laguneros no conocen esto, me sentí en la obligación de informárselos en este espacio.

Muchas gracias a nuestra amiga Adriana, ella que siempre está en todo y que comparte lo que sabe y lo que es interesante para todos, ya estamos planeando una próxima vista a otro lugar con un interés histórico de gran importancia para la región.

CONOZCAMOS TORREÓN Y SUS ALREDEDORES

         

Artículos Relacionados

Édgar Rodríguez murió casi de manera inmediata: Fiscalía estatal

Editorial

Construcción de planta potabilizadora para Agua Saludable tomará 17 meses

Editorial

Empresas favoritas de CONAGUA ganan proyecto de Agua Saludable

Editorial
Cargando....