Image default
Portada » ¿A poco no…? Ganar el siglo XXI
Columnas Destacadas Opiniones

¿A poco no…? Ganar el siglo XXI

¿A poco no? | por Juan Ceballos Azpe

¿A poco no sientes cierta decepción al ver cómo nuestro país se ha ido rezagando del resto de las naciones emergentes en las últimas dos décadas? Hace ya 20 años, el analista político español Juan María Alponte describió un panorama que hoy nos revela el rezago en el que hemos caído y debe obligar a la reflexión, pero sobre todo a la acción: “La geopolítica mundial, en estos momentos, está en el punto de confluencia de una gran crisis: o se da el salto hacia la edad del conocimiento, o podemos perder el siglo XXI. Aunque la complacencia y el pacto de simulación en México nos impide ver las cosas, lo cierto es que perdimos el siglo XX”.  Y de seguir como vamos, también podríamos perder el siglo actual.

A finales del XIX, México era un país fuerte en el mundo económico, con una moneda sólida más fuerte que el dólar, con un desarrollo industrial y comercial importante, si bien, debemos reconocerlo, directamente proporcional al subdesarrollo democrático. Y durante todo el siglo XX, no obstante, la Revolución, permanecimos en ese subdesarrollo en el terreno de la democracia, al que lamentablemente también se le unió el subdesarrollo económico, producto del desgaste de la lucha revolucionaria y los subsecuentes gobiernos emanados de este régimen. Esto trajo como consecuencia el subdesarrollo científico, tecnológico, cultural, educativo, y todo lo que conlleva, por lo que urge que en la tercera década del presente siglo incorporemos los elementos de trabajo que permitan una nueva educación y una nueva ética o seguiremos estando entre las naciones más atrasadas de la Humanidad.

Te puede interesar: ¿A poco no?… El dolor de la patria

Pero, ¿cómo podemos aspirar a un desarrollo competitivo, en materia educativa, con presupuestos que privilegian el mantenimiento de un costoso e ineficiente aparato burocrático, en el que la investigación, los sistemas tecnológicos, la capacitación magisterial y el mejoramiento de las condiciones salariales de los maestros no son prioritarios? Reconocer la realidad que vivimos en cuanto a nuestro subdesarrollo científico, tecnológico y educativo, y empezar por eliminar la autocomplacencia y la simulación, es el primer paso para iniciar el proceso de cambio con transformaciones de fondo que nos permitan aspirar a niveles de competitividad para dejar atrás un siglo perdido y ganar el siglo XXI. ¿A poco no…?

Artículos Relacionados

La vacuna no resolverá el problema

Leonardo Crespo

Senado aprueba consulta para juzgar a expresidentes

Editorial

¿A poco no…? El rescate del Estado de Derecho

Juan Ceballos
Cargando....