Alejandro Gertz Manero, actual encargado del despacho de la Procuraduría General de la República, se convirtió, con el aval del Senado, en el nuevo Fiscal General de la Nación.

Con 91 votos en su favor, Gertz Manero, de forma holgada, superó a Bernardo Bátiz, con 9 votos y Eva Verónica Gyvés, con cero, dentro de la contienda para tomar la batuta de la Fiscalía que fue creada desde hace cinco años, y que desde ese entonces permanecía acéfala.

Las bancadas de Morena, PT, Partido Encuentro Social, PRI, Movimiento Ciudadano, PRD y el Partido Verde votaron a favor de Gertz Manero, mientras que los panistas decidieron votar en contra al considerar que se estaba eligiendo a un “fiscal carnal”.

El nuevo brazo ejecutor de la justicia mexicana es un longevo funcionario de 79 años que, durante su carrera, participó en el servicio público como Secretario General del Instituto Nacional de Antropología e Historia, agente del Ministerio Público Federal, jefe de la Unidad Defensora del Patrimonio Cultural de la Nación en la PGR, fundador y primer director general del Instituto Técnico de la PGR y Primer Coordinador Nacional de la Campaña contra el Narcotráfico.

Además, Gertz Manero también fue Diputado Federal, Presidente del CONEVAL, rector de la Universidad de las Américas, miembro de la Barra Mexicana, Colegio de Abogados y de la Academia Mexicana de la Educación.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí