Cada tres meses el Gobierno del Estado de Coahuila está obligado a presentar el avance de gestión financiera, es decir, un adelanto de la distribución del gasto público.

Este primero de junio está iniciando el sexto mes del año, sin embargo, este ejercicio básico de fiscalización y rendición de cuentas no se ha llevado a cabo.

De acuerdo con el artículo 10 de la Ley de Rendición de Cuentas y Fiscalización Superior del Estado de Coahuila de Zaragoza, los informes de avance de gestión financiera se deberán presentar el mes inmediato posterior al trimestre correspondiente.

“Por los cuatro trimestres del año, las entidades presentarán ante el Congreso sendos informes de avance de gestión financiera. Estos informes se presentarán con las formalidades a que se refiere el párrafo anterior dentro del mes inmediato posterior al periodo que corresponda la información. “, dicta el artículo.

Los trimestres contemplados por la ley son de enero a marzo, de abril a junio, de julio a septiembre y de octubre a diciembre.

Hasta el momento, el último avance de gestión financiera que presentó la Secretaría de Finanzas del Gobierno de Coahuila fue el de octubre a diciembre del 2019, es decir, no se han rendido cuentas de ningún gasto ejercido de todo el 2020.

Te puede interesar: Coahuila continúa sin investigar el presunto desvío de 1,300 millones de la Dipetre.

Por otra parte, la misma ley contempla sanciones en caso de que los sujetos obligados no presenten los avances de gestión financiera.

El artículo 11 señala que ante la falta de presentación, así como la presentación incorrecta o incompleta de la cuenta pública, dará lugar a que la Auditoría Superior del Estado emita una serie de sanciones administrativas.

I. Multa de 300 a 1000 veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización, al o los responsables de su presentación.

Así mismo, sin perjuicio de la multa impuesta, la Auditoría Superior requerirá al o los responsables para que subsanen la omisión o deficiencias antes mencionadas dentro de los cinco días hábiles siguientes.

II. Multa del doble de la ya impuesta, en caso de que el o los responsables no subsanen la omisión o deficiencias requeridas dentro del plazo señalado en el segundo párrafo de la fracción anterior.

Además, sin perjuicio de las multas impuestas, en caso de incumplimiento al requerimiento, se requerirá al superior jerárquico del o los responsables para que subsane la omisión o deficiencias requeridas dentro de los cinco días hábiles siguientes;

III. Promoción de separación definitiva del cargo público ante el órgano competente, cuando el o los responsables se hayan hecho acreedores a la sanción prevista en la fracción I de este artículo e incurran nuevamente en la falta de presentación o la presentación inoportuna y/o incompleta de las cuentas públicas o de los informes de avance de gestión financiera.

Las autoridades financieras del estado tales como la Secretaría de Finanzas, encabezada por Blas Flores Dávila, así como la Auditoría Superior del Estado, cuyo titular es Armando Plata Sandoval, no se han pronunciado. El primer sujeto no ha dicho por qué no se ha cumplido con la presentación de la cuenta pública y el avance de gestión financiera del primer trimestre del 2020, y el segundo, no ha dado a conocer sanciones ni procedimientos en contra de los responsables en realizar el ejercicio de rendición de cuentas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí