Información vía Sinembargo

En Bagdad se han escuchado fuertes explosiones este miércoles. Según reportes de agencias internacionales, al menos dos proyectiles han caído en la llamada Zona Verde, el área más fortificada de la capital iraquí, donde se concentran las instalaciones gubernamentales y diplomáticas.

El impacto de los misiles ha activado las sirenas. Fuentes policiales de Irak consultadas por Reuters han señalado que se ha tratado de tres proyectiles Katiusha que han provocado un incendio en la Zona Verde.

Al menos uno ha caído a unos 100 metros de distancia de la Embajada de Estados Unidos.

Donald Trump no tenía fácil una guerra con Irán dentro de territorio iraquí. Milicias que le sirvieron en la guerra contra Saddam Hussein y contra el Estado Islámico (ISIS) lo estaban esperando. Todas conocen los movimientos del ejército de Estados Unidos, porque han trabajado con él. Y están en su terreno.

Aunque Estados Unidos mató a Abu Mahdi al-Muhandis (murió en el mismo ataque aéreo que mató al comandante Qassem Soleimaní), una de las cabezas de las milicias, otros grupos chiitas están armados hasta con tanques y son cercanos a Irán.

Trump declaró hoy que Irán “parece haber cedido” tras atacar con misiles una base en Irak usada por tropas de Estados Unidos, donde según el mandatario no hubo bajas estadounidenses o iraquíes.

Lectura Recomendada: Trump dice no querer usar misiles contra Irán

Uno de los cohetes del pasado fin de semana causó heridas a cinco civiles tras caer en una vivienda cercana a la Zona Verde.

Todo ello se produce en medio de una grave escalada de tensión en Oriente Medio desencadenada tras el ataque de EU en Bagdad que el viernes acabó con la vida del comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraní (IRGC), general Qasem Soleimaní, y líderes de las milicias Multitud Popular, apoyadas por Teherán.

Irán respondió anoche a esta acción con el lanzamiento de misiles contra dos bases militares que albergan a tropas estadounidenses en el oeste y norte de Irak, un ataque que no causo víctimas, según han confirmado fuentes de Bagdad y Washington.

Grupos integrados en la Multitud Popular, agrupación iraquí progubernamental, mayoritariamente chií y que perdió a su número dos en la acción de Estados Unidos que acabó también con la vida de Soleimaní, han amenazado con lanzar acciones contra objetivos estadounidenses como venganza.

Sin embargo, los ataques con cohetes contra la Zona Verde son relativamente frecuentes y se han venido produciendo a menudo con anterioridad al estallido de la escalada entre Washington y Teherán en los últimos días

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí