El 26 de junio de 2015, el gobierno de Coahuila, en ese entonces encabezado por Rubén Moreira Valdez, acordó un contrato de apertura de crédito simple con Banco Interacciones, propiedad de la familia Hank y recientemente asociado con Grupo Banorte.

En el documento se acordó el préstamo de hasta $3 mil 381 millones 748 mil 007.40 pesos, etiquetados como crédito simple.

El Estado, además, se comprometió a destinar los recursos a “inversiones públicas productivas” y, en su caso, a la reestructuración de la misma deuda, situación que lo obligaría a pagar asesores, economistas y expertos financieros para llevar a cabo los movimientos.

Por otra parte, el acuerdo convenido indicó que los pagos del crédito se tenían que realizar en 240 exhibiciones mensuales, cada uno de los cuales vinieron cargados con el 1.35%  y fueron realizados según las fechas que se estipularon en un pagaré que previamente se había firmado.

Los 240 abonos consecutivos quieren decir que el estado liquidará sólo este crédito hasta el año 2035, en el que, además, pagará una tasa anual de interés del 26.52 por ciento.

La cláusula que más llamó la atención de esta casa editorial fue la 6.21 nombrada como “iniciativas”, en la que el banco le puso como condición al gobierno del estado que se tendrá que abstener de presentar ante el Congreso local iniciativas de reformas, adiciones o modificaciones respecto de la Ley de Deuda, la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado o cualquier otra Ley aplicable en materia de deuda pública.

En otras palabras, esto quiere decir que el banco Interacciones, para asegurar que el estado liquide el monto solicitado con el correspondiente cargo de intereses, impedirá, bajo cualquier circunstancia,  que el estado modifique o proponga la legislación de algún tema que pueda llegar a influir en el contrato previamente convenido.

Para pedir la opinión de algunos legisladores, Red es Poder contactó a Elisa Catalina Villalobos, diputada local plurinominal de Morena que dijo desconocer el contrato aquí citado y que fue divulgado a través de los medios de comunicación por el diputado panista, Gerado Aguado Gómez.

“Desconozco lo que usted me está diciendo, pero un banco no debería tener ninguna influencia en la legislación Mi postura con respecto a la iniciativa es que se debe checar en comisiones. Sería muy irresponsable de mi parte decirle a usted cualquier cosa sin antes conocerla a fondo previamente.” Comentó.

Pueden consultar el contrato aquí.

 

 

 

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí