Una persona que viajó desde China fue diagnosticada en Seattle con el coronavirus de Wuhan, dijo el martes un portavoz de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

El coronavirus, recientemente identificado, se originó en la ciudad china de Wuhan y se ha extendido a Pekín y Shanghai. Hasta ahora, más de 300 personas han sido infectadas y seis han muerto, según funcionarios de salud chinos.

Inicialmente, médicos chinos y la Organización Mundial de la Salud (OMS) primero indicaron que lo más probablemente era que se contrajera por el contacto con animales, pero ayer determinaron que se podía transmitir entre humanos si existían contactos estrechos. 

Este brote estaría vinculado a un mercado de Wuhan, dado que muchos pacientes eran vendedores o clientes habituales de ese lugar ubicado en una urbe donde se registraron 258 casos: 227 personas permanecen hospitalizadas, 51 se encuentran graves y 12 en estado crítico.

Medios locales indicaron que había 291 infectados en China hasta el 20 de enero y la gran mayoría se encontraban en la provincia de Hubei, pero también había afectados en Pekín o Shanghái y se detectaron algunos casos en personas procedentes de territorio chino en Japón, Tailandia, Corea del Sur y Estados Unidos.

Lectura recomendada: China y el orwelliano crédito social

La neumonía atribuida al nuevo coronavirus no destaca por provocar síntomas especiales: los enfermos tienen fiebre, mientras que algunos sufren dificultades para respirar y sus radiografías muestran cambios en los pulmones. Esta enfermedad de origen vírico no se cura con antibióticos y su tratamiento es sintomático, sin enfocarse en la etiología del mal.

La OMS aún evalúa la gravedad de la situación y no recomienda que quienes viajen a China tomen medidas específicas y se pronuncia en contra de restringir las visitas a ese país asiático, con lo cual aún no se trata de una epidemia.

La semana pasada, los CDC estadounidenses comenzaron a evaluar a los viajeros de China en tres aeropuertos estadounidenses. Además del caso en Seattle, se han reportado otros en Corea del Sur, Tailandia y Japón. En tanto, Corea del Norte ha prohibido la entrada de extranjeros, por temor al contagio. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí