Nuevamente, Carmen Aristegui y su equipo de periodistas lanzaron un ataque contra el ya muy vituperado, vomitado, escupido, mofado y ridiculizado presidente, Enrique Peña Nieto.

          Al mandatario mexicano se le ha culpado por cubrir a Humberto Moreira, quien impulsara al copetón hacia la presidencia, a Arturo Montiel, padrino político y mentor, a Romero Deschamps, multimillonario líder sindical de Pemex, entre otros. También le han achacado la compra venta de una residencia monumental denominada como la Casa Blanca. Ha confundido a Carlos Fuentes con Enrique Krauze. Ha presumido un arcaico inglés en numerosas conferencias y presentaciones. Fue desplazado por Justin Trudeau y Barack Obama en la reunión que se llevó a cabo hace algunas semanas. Fue responsabilizado por la desaparición de los 43 estudiantes en Iguala, Guerrero.

             Enrique Peña Nieto, sin duda, es el presidente menos respetado en la historia de este país, la opinión pública lo tiene mordiendo una banqueta, lo observa y lo etiqueta como un pelele, como un títere que es maniobrado con descaro y sin guardar apariencias.

                El día de ayer, la periodista mexicana con más popularidad, Carmen Aristegui, anunció que en punto de las diez de la noche sacaría a la luz un reportaje en el que iba a evidenciar la personalidad deshonesta y corrupta del ex gobernador del Estado de México. La conmoción y la expectativa por ver de qué se trataba el reportaje fue abrumadora, las redes sociales comenzaron a empaparse de este tema hasta hacerlo trending. Todos pensábamos que se venía algo grande, algo de las mismas dimensiones de la “Casa Blanca”, algo que sin duda destruiría con potencia y fiereza la ya muy enclenque reputación de Peña.

                “Peña Nieto, de plagiador a presidente”,  ése es el título con el que el reportaje saca el primer zarpazo, evidenciando que la jerarquía que podría dar el puesto de presidente, es relativa si se cuenta con un historial ridículo, oscuro y corrupto.

                Periodísticamente no le veo mucho valor al reportaje. Creo que el tema le amarra una piedra más al tobillo de quien está por ahogarse, pero de ninguna manera cumplió con la expectativa que horas antes había generado.

                El presidente de la República Mexicana plagió el 29% de su tesis para titularse como abogado. Se agenció párrafos enteros como suyos sin citar al autor, copió extractos textuales de otros libros sobre la vida del violento y corrupto, Álvaro Obregón. Fue tan cauteloso al copiar, que decidió omitir de su tesis una parte en la que se proponía destituir al presidente si éste hacía mal su trabajo.

                El reportaje más que una investigación que sirva como referencia para una clase de periodismo, es una burla a Peña, es una señal de que todo lo que ha construido tiene orígenes viciosos, lúgubres y deshonestos. Es una muestra de que Carmen Aristegui está empeñada en seguir revelando secretos que exponen la personalidad de un líder rudimentario, corrupto, influenciable y poco sólido.

                Lo triste, lo preocupante, es que, a pesar de tanta leña al árbol caído, de tanta tierra al muerto ya enterrado, de tanta humillación pública al mendigo, Peña sigue impune, sigue disfrutando del poder que le fue adjudicado y seguirá hasta terminar su sexenio y más allá hasta la posteridad.

                En 2012, el ex presidente de Hungría, Pál Schmitt, renunció a su puesto luego de que una universidad  le retirara su título de doctorado por haber plagiado su tesis.

                Pensar que eso podría suceder en nuestro país es utópico, irreal y nada probable. La impunidad que transita como la radiación en Chernóbil por nuestro territorio es terrible; nauseabunda y nos mantiene hundidos en el atraso.

                Bueno o malo, quedará en ustedes decidirlo, el reportaje de Carmen Aristegui es una pedrada más hacia un presidente que merece ser escupido y denostado por una población  harta de tanta impunidad que corroe la esencia y la funcionalidad de nuestra sociedad.

                   Por si no lo han visto, aquí les dejo el link del reportaje.

Fuentes: Univisión y Aristegui Noticias.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí