La Plaza Mayor de la ciudad de Torreón fue el lugar elegido para sellar el principio de una petición ciudadana que por primera vez en la historia del estado fue atendida.

El penetrante rayo del sol no fue suficiente para incinerar el ánimo de las sociedades civiles y de ciudadanos que se presentaron a la espera de poder ver a los candidatos firmar el pliego petitorio de la ciudadanía.

En punto de las 18:00 horas, el micrófono comenzó a sonar para pedirle a la gente que se pusiera frente al escenario. Miguel Riquelme, Guillermo Anaya, Javier Guerrero y Luis Horacio Salinas arribaron puntualmente a la cita,  José Ángel Pérez se incorporó con el evento ya iniciado, Mary Telma Guajardo no asistió a la firma y Armando Guadiana Tijerina tuvo otros compromisos qué atender en la zona fronteriza de Coahuila.

Los medios de comunicación se aglutinaron al borde de la tarima que hospedaba a los candidatos para poder capturar la mejor imagen. Los ciudadanos que estaban presentes guardaron silencio durante la firma y, salvo algún caso aislado, no hicieron ningún tipo de expresión positiva o negativa hacia algún candidato.

Para el protocolo, se decidió que cada uno de los aspirantes hablara por tres minutos y diera su opinión sobre lo que estaba a punto de suceder. Todos, sin excepción, coincidieron en que la organización ciudadana es clave para poder combatir a la corrupción.

En el documento, las sociedades civiles exigen al que resulte electo como gobernador a que se comprometa a promover la revocación de mandato, la elección de regidores, la supervisión de obras públicas y que éstas sean avaladas por los colegios profesionales, eliminación del fuero, implementación de figuras de fiscal y contralor ciudadano, auditorías integrales en la entrega y recepción de administraciones, IMPLAN autónomo, participación en diversos consejos ciudadanos, terminar obras antes de empezar nuevas y temas relacionados con la seguridad, salud y educación.

Los escándalos de corrupción que han azotado al estado y que se han documento dentro y fuera del país, el hartazgo de gran parte de la ciudadanía y la organización de más de veinte asociaciones civiles, fueron los elementos que se conjugaron para conseguir la atención de los candidatos y comprometerlos públicamente a la realización y ejecución de las peticiones.

Las caras serias e infranqueables de los candidatos avisaban que la temperatura estaba agotando su ímpetu y que el compromiso que estaban adquiriendo era grande e importante. Después de que cada uno de ellos selló su firma en el papel que les entregaron, Patricia Vargas Bryan tomó el micrófono y dio unas palabras de reflexión y agradecimiento:

       — Hace algún tiempo, el ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe, después de una participación que tuvo en la ciudad de Monterrey sobre el mismo tema de participación ciudadana, nos comentaba a la pregunta expresa de cuál había sido el papel de la ciudadanía en el cambio tan importante que había dado Colombia en el concepto de corrupción. Y él nos contestó que indudablemente el papel de la ciudadanía había sido muy importante, pero que había sido intención del gobierno y que si el gobierno no tiene intención, el papel de la ciudadanía es muy difícil. Hoy estamos viendo en Coahuila el primer indicio de intención de gobierno, estamos viendo con esta firma que todos los candidatos a gobernador tienen esa intención. Los políticos tienen que aprender que la misma política no es un negocio, la política es ir de la mano, ciudadanía y funcionarios públicos, en pos de un bienestar general para la población.

Al terminar, las porras y el bullicio emergieron con tremenda energía, los medios se avalanzaron hacia los candidatos en busca de alguna declaración que les regalara la nota principal del día siguiente, el sol continuó con su arduo y ardiente trabajo y las sociedades civiles y ciudadanos dieron un paso firme hacia el empoderamiento y la demostración de que con trabajo e ideas claras se pudo abrir una brecha que había estado sellada para todos los coahuilenses; la participación efectiva.

6 COMENTARIOS

  1. Si la intención es el empoderamiento de la ciudadanía,no creo necesaria tanta parafernalia,con el solo hecho de exigir el cumplimiento cabal de las LEYES que nos rigen,ademas en el código electoral de Coahuila esta establecido claramente que tanto los partidos como los candidatos independientes tienen la obligación de presentar una PLATAFORMA ELECTORAL,(oferta política) en la cual sus compromisos se estipulan claramente y a los cuales se obligan…al revisarlos nos daremos cuenta que ahí están los conceptos que con la firma en mención ya están tomados en cuenta…LA CIUDADANÍA TIENE EL MEJOR EMPODERAMIENTO Y GARANTÍA DE CUMPLIMIENTO DE LAS PROPUESTAS, AL EMITIR SU VOTO, CON LA LIBERTAD Y SECRECIA ESTABLECIDA EN LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LA REPÚBLICA MEXICANA…CUMPLASMOLA Y EXIGÍAMOS QUE SE CUMPLA Y DEJÉMONOS DE PARAFERNALIAS INÚTILES…!!!

    • Considero que los esfuerzos ciudadanos que demuestran organización y congruencia son indispensables para que los políticos asuman su papel y se pongan a trabajar por quienes los encumbran. Desgraciadamente nuestra Constitución no es y no ha sido respetada por aquellas personas que poseen un fuero que los protege. La clave está en exigir, participar, promover ideas, proyectos. El voto es sólo una ínfima parte del proceso democrático, nuestro país está en pañales en ese tema y creo que se puede trabajar mucho como sociedad para mejorar la calidad de vida de todos.
      Saludos y gracias por comentar y generar reflexión.

  2. Los del PRI se pasaran el documento por las extremidades inferiores! son cínicos… El Fiscal Anticorrupción, El Auditor Superior del Estado y El Fiscal de Delitos Electorales escogido por ciudadanos es la solución para que las leyes que menciona Luis Valenzuela funcionen, solo serán resguardadas por estas figuras. Si el que cuida la Cantina es Alcohólico esto nunca cambiara. Separación clara entre los 3 poderes y listo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí