Información vía El Universal

Un total de 4 millones 741 mil pesos fueron lo que las autoridades fiscales cancelaron, durante el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, al negocio registrado a nombre de Linda Cristina Pereyra Gálvez, esposa de Genaro García Luna, detenido en los Estados Unidos por presuntos vínculos con el cartel de Sinaloa.

El negocio que opera actualmente en la Ciudad de México es un restaurante-cafetería. El monto “perdonado”  por el Sistea de Administración Tributaria (SAT) fue sólo la operación durante el año 2010 cuando Gnearo García Luna era el secretario de Seguridad Pública, según la base de datos que dio a conocer el SAT.

Destacar que el SAT, al cancelar adeudos fiscales, ya no busca cobrarlos. Las autoridades tributarias deben asegurarse que el monto de la deuda de la persona moral o física es menor al costo de cobrarla o si los deudores simplemente no pueden pagar.

La sucursal matriz se encuentra ubicada en un barrio popular de la Ciudad de México, en pasos del sur, por el rumbo de la Noria, en la alcaldía Xochimilco. Es un pequeño y modesto establecimiento con una capacidad máxima para 80 personas, cuenta con dos niveles, siendo la parte baja la zona de cafetería-restaurante, y en la parte alta como se indica, también hay un servicio de cibercafé y una boutique que luce abandonada.

Lectura Recomendada: Aumento de homicidos y policía ineficaz: la herencia de Genaro García Luna

El negocio, que tiene poco más de 10 años operando, cambió su nombre de Fonda Santa María a Los Cedros Café.

La compañía tiene otra sucursal en Cuernavaca, Morelos, con un espacio más amplio con la capacidad de entre 100 y 120 comensales.

Las cafeterías-restaurantes no son negocios ostentosos y contrastan con las empresas a las que se encuentra vinculada la pareja García-Pereyra en el extranjero, incluso con nombres semejantes entre ellas: Restaurante & Beverage Operator Los Cedros LLC y Los Cedros and Best Friends Group LLC, inscritos en Miami Florida, Estados Unidos.

El Universal reveló, por un trabajo de investigación de la columnista Peniley Ramírez, que se le relaciona a la pareja al menos 15 empresas inscritas en zonas exclusivas de Miami, lugar donde radica la familia actualmente.

Además, se verificó en la División de Corporaciones del Estado de Florida que las referidas sociales a las que se les vincula en el extranjero, prestan servicios de cafetería, restaurantes, seguridad privada, despachos jurídicos, ciberseguridad y de entretenimiento por televisión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí