Todas las personas que mueran a causa del virus covid-19, o que su defunción haya tenido sospecha de la misma enfermedad, no serán objeto de la necropsia de ley, recibirán tratamiento especial para evitar contagios y posibles infecciones dentro del personal de salud en clínicas privadas y públicas, así como en personas que trabajen en anfiteatros, panteones y funerarias, decretó Miguel Riquelme, Gobernador de Coahuila.

“Hoy, las instituciones públicas y privadas, tendrán que dar aviso a la Secretaría de Salud, cuando se tiene un cuadro agudo respiratorio y, después, confirmar si fue covid o no, pero el tratamiento del cuerpo, del cadáver, tanto funerarias, como hospitales públicos y privados, tendrán que darle un tratamiento, de entrada, como si estuviera confirmado el covid y de manera posterior, ya tener los datos del resultado”, comentó.

Por otra parte, la ciudadanía coahuilense ha mostrado su preocupación en redes sociales acerca de todas las muertes que se están registrando por neumonía atípica, ya que esta enfermedad es una de las consecuencias de los efectos del virus covid-19 cuando ya está avanzado, por lo que Riquelme explicó cómo se procederá en esos casos.

Te puede interesar: Coahuila confirma 8 decesos y 110 contagios de covid-19.

“Ha sido un clamor generalizado el que las muertes determinadas como neumonía atípica, de manera posterior, aparecen con covid-19, en Coahuila ya se tienen los lineamientos, las reglas, en un decreto que firmé hoy por la mañana, que nos evitará la propagación del virus”.

Finalmente, Riquelme aceptó que el caso Monclova es un ejemplo de cómo se transmite con rapidez el virus en las personas, por lo que llamó a la población a acatar las medidas y no exponerse a más contagios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, haz un comentario
Por favor, pon tu nombre aquí